Opinión

Distanciamiento por Coronavirus COVID-19

Nadia Tavárez

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14

La palabra distanciamiento viene del latín distancia que se compone del prefijo dis que indica alejamiento, de la raíz sta como parte del verbo stare que quiere decir estar, del sufijo ntia que indica cualidad, y del posfijo miento que significa resultado, por ende es el estado de la cualidad de estar distante.

El distanciamiento es la acción de crear un espacio entre dos cuerpos ante la situación que se está viviendo con la pandemia mundial del coronavirus COVID-19, siendo la clave para prevenir el contagio del mismo.

El distancimiento se puede dar en físico o emocional, el primero es el conocido como distanciamiento personal, el cual es el conjunto de medidas de control de infección que tiene como objetivo desacelerar la propagación del coronavirus COVID-19, y el segundo es conocido como distanciamiento social, el que es el sentimiento desconectado que siente la persona al poner distancia en su corazón con otra que percibe como desconocida.

La licenciada en psicología clínica, Cindhy Ortíz, de nacionalidad dominicana, desempeña el puesto de psicóloga forense en el Instituto Nacional de Ciencias Forences (INACIF), en la Unidad de Atención Integral a la Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales del Ministerio Público (MP) en la ciudad de Santiago de Los Caballeros, el cual tiene como misión brindar los auxilios científicos y técnicos a los órganos de investigación y a los tribunales de la república y en las condiciones que establezca la ley, así como a otros órganos públicos y privados y a los particulares de conformidad con la reglamentación interna.

Según la licenciada Ortíz, el distanciamiento físico se ha convertido en el reglamento para la protección del ciudadano en evitar el saludo con besos, apretón de manos, abrazos, entre otras acciones de afectos que son muy comunes en la cultura dominicana, con la finalidad de detener la propagación del coronavirus COVID-19 de una persona a otra, y principalmente a la más vulnerable.

La señorita Ortíz recomienda al pueblo dominicano que permanezca en casa, y que aproveche el tiempo de manera positiva en actividades agradables en hacer lo que más se disfruta, dedicar tiempo a meditar, aprender algún tipo de manualidad, dedicar unos minutos a realizar juegos educativos, planificar un proyecto para ejecutar al terminar la cuarentena que se vive en el país, entre otras que cuidan la salud mental, por lo que para cualquier inquietud al respecto, se puede contactar por medio de su correo electrónico cindhyot06@gmail.com o por su cuenta en Instagram @iamcindhyo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace referencia a que se está utilizando erróneamente el término distanciamiento social por distanciamiento físico, y es que al referirse al primero se puede implicar la sensación de desconexión de la persona amada, y es un momento en que estar aislado de quien amas, por cumplir la cuarentena, puede afectar la salud mental, por lo que subraya cuán importante es que la persona se mantenga socialmente conectada a otra.

En la actualidad es importante diferenciar las palabras aislamiento, cuarentena y distanciamiento, pues la primera es la separación de la persona infectada de la sana para evitar el contagio de la enfermedad del coronavirus COVID-19, la segunda es la medida que se aplica para la protección de la persona que está expuesta a contraer dicha enfermedad, y la tercera es limitar el contacto físico entre cada persona para reducir la propagación de la misma, cuya acción se ha distorcionado al vincular el distanciamiento físico con el distancimiento emocional, que empieza por aburrimiento, irritabilidad, impotencia, enojo, ira, desconfianza, rechazo, miedo, ansiedad, soledad, tristeza, depresión, y en algunas ocasiones, termina en suicidio.

Existen algunos consejos para evitar el distanciamiento emocional en medio del distanciamiento físico durante la cuarentena por el coronavirus COVID-19, los cuales son: entender que no es un castigo, manejar las emociones, extremar las emociones, entender que las emociones son válidas, gestionar los pensamientos, tener una actitud positiva con responsabilidad, mantener el afecto con amabilidad, empatía y solidaridad, tener contacto visual con quien está en casa, realizar actividades diferentes con quien se vive, mantener comunicación virtual con la familia, preocuparse por quien vive alrededor, comunicarse con los amigos, hablar con alguien de confianza, platicar temas de interés, compartir versículos de la Biblia, jugar con la mascota, dedicar tiempo al cuidado de las plantas, hacer ejercicios de rutina en línea, establecer un espacio de trabajo que sea cómodo, iluminado, ventilado y que no sea en la habitación, programar reunión virtual con los compañeros de trabajo, participar de manera virtual en conferencias, cursos, seminarios o talleres, entre otros.

Es el momento de tocar el corazón de quien amas para mantener el cuidado de la salud mental de ti, de los tuyos, de mí, de los míos, y de todos, para cuando Dios decida sanar la tierra de la pandemia mundial del coronavirus COVID-19, los abrazos sean mucho más fuertes con la sonrisa en los labios que marcará ese instante como inolvidable.

El distanciamiento es físico, no emocional.

La autora es Licenciada en Psicología Organizacional

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar