Internacionales

Donald Trump descartó una cuarentena general y obligatoria en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que no tiene planes de poner a todo el país en confinamiento obligatorio para enfrentar la pandemia de coronavirus.

No creo que algún día lo consideremos necesario”, dijo en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. “Se hizo en California, se hizo en Nueva York, estos son dos puntos calientes (…) Pero si vas al Medio Oeste o a otro lugar, ven todo esto en la televisión y no tienen los mismos problemas”, agregó.

“Estamos ganando esta guerra”, aseguró el mandatario, que en noviembre disputará su reelección.

Desde el domingo todos los comercios no esenciales del estado de Nueva York cerrarán sus puertas y estarán prohibidas las reuniones de cualquier número de personas para frenar el avance del coronavirus. “Estamos todos en cuarentena ahora”, anunció este viernes el gobernador Andrew Cuomo.

Las medidas, que entrarán en vigencia el domingo de noche, son bastante más restrictivas que las anunciadas a nivel federal y similares a las impuestas el jueves por el gobernador de California, Gavin Newsom, que ordenó el aislamiento de toda la población. Entre ambos estados ya son 60 millones de personas en cuarentena.

Todos en casa en Nueva York

La cuarentena en todo el estado de Nueva York “es la medida más radical que podemos tomar”, dijo Cuomo a periodistas. “El 100% de la fuerza laboral debe quedarse en casa” en el caso de “servicios no esenciales”, señaló. “Vamos a monitorearlo. Habrá multas y puede haber cierres forzados de comercios que no cumplan. No estoy bromeando”, precisó.

El gobernador Cuomo aseguró que los servicios esenciales seguirán funcionando. “Los almacenes precisan comida, las farmacias precisan medicamentos. Internet debe seguir funcionando. Cuando abres la canilla debe salir agua” y eso continuará siendo así, dijo.

Cuomo precisó que a raíz del fuerte aumento de los test para el coronavirus en Nueva York el número de infectados en el estado saltó a 7.102, con casi 3.000 casos nuevos en un día. El número de muertos subió a 35. La mayoría se registraron en la ciudad de Nueva York, con 4.408 casos, casi 2.000 en las últimas 24 horas.

El gobernador destacó que el jueves, en un solo día, se realizaron 10.000 tests, un salto increíble en comparación con días anteriores y con lo que sucede en otros estados.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo (REUTERS/Tom Brenner)

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo (REUTERS/Tom Brenner)

Por otro lado, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Mike Pompeo, pidió nuevamente a China que “comparta con el mundo” la información que tiene sobre el nuevo coronavirus, reiterando su “crítica” a la falta de transparencia inicial de Pekín.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba