Editorial

Duro informe

El Informe sobre el clima de inversión en 2020 en República Dominicana publicado este lunes por el Departamento de Estado de Estados Unidos expresa muy severamente una opinión que tampoco puede sorprender.

Las observaciones sobre la falta de institucionalidad, el retraso en los pagos por parte del Estado, la falta de reglas claras o de la aplicación de las existentes son obstáculos que no solo los inversionistas extranjeros padecen. De hecho las verdaderas víctimas de la corrupción o de la falta de institucionalidad no son los extranjeros.

Son los ciudadanos dominicanos.

La escasa aplicación de los derechos de la propiedad intelectual aparecen los últimos años con más insistencia en este tipo de informes, junto a los “clásicos” como la petición de sobornos o la corrupción, así en general.

Duele que otro país juzgue tan severamente, pero nada de lo que dice el Informe es algo ajeno a la discusión diaria de la ciudadanía, a los reclamos constantes de la sociedad organizada y a los esfuerzos repetidos de la actual Administración por conseguir, esta vez sí, cambiar algunas cosas.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba