Editorial

Economía 2019

El Banco Central ha presentado un informe preliminar sobre el desempeño de la economía en 2019, en que se resalta un crecimiento económico del 5.1%, impulsado básicamente por la inversión y el consumo en el sector privado, y el mayor aporte de los sectores construcción (10.5%) y servicios financieros (9.0%).

De nuevo, República Dominicana lidera a América Latina en incremento de su Producto Interno Bruto (PIB), impulsado además por energía y agua (7.4% y 7.1%), transporte y almacenamiento (5.3%) y salud (4.3%), entre otros, aunque ha sido notoria la ausencia del sector turismo entre los mayores aportantes.

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, sostiene que los favorables resultados económicos muestran que la economía reaccionó positivamente a las medidas de flexibilización monetaria adoptadas a mediados de año, lo que también podría explicar el protagonismo del sector privado en ese crecimiento.

Un aspecto relevante contenido en ese informe se refiere a que el buen desempeño de la economía se logró en un contexto de bajas presiones inflacionarias, de 3.66%, por debajo del rango de meta establecido en el programa monetario de 4.0%, además de generar unos 133,713 empleos, lo que redujo la tasa de desocupación abierta por debajo del promedio de la región.

El sector externo, cuyo comportamiento en 2019 estuvo matizado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China y la crisis de Irán, entre otros factores difusos, fue una fuente de aliento para la economía dominicana, cuya balanza de pagos presentó un déficit de apenas 1.4 del PIB.

En efecto, los ingresos por divisas aumentaron en US$1,404 millones, con relación a 2018, para situarse en US$30,626.0 millones, incluidos US$3,012 millones por concepto de inversión extranjera directa, así como de remesas, turismo y exportaciones de bienes.

El crecimiento económico se expresa también por el incremento de sus importaciones, que en 2019 se redujeron en 0.4%, en relación con 2018, motivado por el descenso (de 5.0%) en la factura petrolera, lo que representa un aspecto positivo, toda vez que las importaciones no petroleras se expandieron en 1.6%, en consistencia con la evolución de la demanda interna.

Lo deseable sería, como lo ha prometido el gobernador Albizu, que la sanidad de la economía no resulte afectada por el tráfago electoral y que el debate entre candidatos se centre en confrontar modos y maneras de cómo consolidarla y lograr una mayor expansión y mejor redistribución del ingreso público.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba