Económicas

Economía cubana crece en 2018 pese a dificultades externas e internas

Por Noemí Galbán

LA HABANA- Cuba finaliza 2018 con un crecimiento de 1,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) pese a las dificultades externas e internas que impidieron lograr el 2 por ciento pronosticado.

Al referirse al tema el pasado 22 de diciembre durante la clausura de la segunda sesión ordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral), el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, afirmó que la cifra es “meritoria”.

“No por limitado deja de ser alentador, el comportamiento de la economía cierra en signo positivo (…) No menos relevante es el hecho de que en medio de tantos factores adversos se han garantizado los servicios sociales a la población en Educación, Salud, Cultura y Deportes”, destacó el mandatario.

Recordó que no obstante las tensiones, este 2018 el gobierno puso en vigor el alza de las pensiones mínimas a los casi 300.000 jubilados del país y también el aumento de las prestaciones monetarias a recibir a través de la asistencia social, en beneficio de 99.000 núcleos familiares.

Tal decisión tiene un costo anual para el presupuesto del Estado de 224 millones de pesos (unos 9,3 millones de dólares) y según Díaz-Canel, están dirigidos a mejorar el ingreso de los cubanos de menor poder adquisitivo.

“Son un anticipo parcial de las medidas que se adoptarán para ordenar la situación de los salarios, pensiones, prestaciones de la asistencia social, subsidios y gratuidades”, precisó.

Todo lo anterior fue posible gracias a la voluntad y el compromiso del gobierno de la isla de priorizar la esfera social, aunque sectores clave como la industria azucarera, agricultura e ingresos por las exportaciones decrecieron este año, señaló el presidente

Durante su presentación en la Asamblea el pasado 21 de diciembre, el ministro de Economía de Cuba, Alejandro Gil, informó que igualmente el turismo, aunque alcanzó un nuevo récord de visitantes internacionales con 4,75 millones, no estuvo a la altura de los 5,1 millones estimados.

Tampoco se obtuvieron las recaudaciones deseadas por concepto de alojamiento en instalaciones hoteleras que tantos dividendos reporta, pues el arribo de un gran número de cruceros y cubanos residentes en el exterior limitaron el aporte de este sector considerado estratégico.

Otros factores de peso en el saldo económico de 2018 fueron los impactos negativos de eventos climatológicos como el huracán Irma, cuyas pérdidas rondan los 13.000 millones de dólares, y la tormenta subtropical Alberto.

En este sentido, Gil destacó la creciente hostilidad del gobierno de Estados Unidos hacia Cuba, especialmente el “recrudecimiento” del bloqueo que provocó pérdidas por 4.324 millones de dólares este año, un promedio de 12 millones de dólares al día.

Mencionó el hecho de que la economía cubana continúa con altos niveles de inventarios, valorados en 25.000 millones de pesos (en este caso equivalentes a dólares en las finanzas estatales), lo cual representa el 25 por ciento del PIB.

El ministro de Economía también planteó la necesidad de transformar urgentemente la tasa de inversión, que representa en la actualidad sólo el 11 por ciento del PIB, cuando se requiere que sea del 20 por ciento para garantizar un “avance dinámico y sostenible”.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba