Editorial

El anuncio del próximo equipo económico ha enviado buenas señales pues representa un cambio y continuidad a la vez. Cambios de estilos, de matices, quizá de algunas prioridades, pero continuidad en los esfuerzos por la estabilidad macroeconómica y la búsqueda de reactivar una economía afectada por la pandemia y la crisis global que ha generado. Los mercados financieros nacionales e internacionales han recibido una muy buena señal desde la República Dominicana. El presidente electo ha hecho una jugada de estadista. Con un solo anuncio envía dos mensajes: Primero, que se privilegia la búsqueda del bienestar de la nación y la estabilidad macroeconómica y, segundo, que la próxima administración estará dispuesta a trabajar con los más calificados para contener la crisis. El actual Gobernador del Banco Central continuará en sus funciones, dirigiendo la política monetaria y financiera, e ingresan como ministro de Hacienda y ministro de Economía, dos reconocidos economistas con una trayectoria elogiable. Lo completan reconocidos profesionales de las finanzas en la Superintendencia de Bancos y en el Centro de Exportación e Inversión (CEI-RD). Queda claro que atender la crisis económica, junto con la atención a la crisis sanitarias, son dos prioridades inmediatas de las próximas autoridades. Las señales son agradables.

El anuncio del próximo equipo económico ha enviado buenas señales pues representa un cambio y continuidad a la vez.

Cambios de estilos, de matices, quizá de algunas prioridades, pero continuidad en los esfuerzos por la estabilidad macroeconómica y la búsqueda de reactivar una economía afectada por la pandemia y la crisis global que ha generado.

Los mercados financieros nacionales e internacionales han recibido una muy buena señal desde la República Dominicana.

El presidente electo ha hecho una jugada de estadista. Con un solo anuncio envía dos mensajes: Primero, que se privilegia la búsqueda del bienestar de la nación y la estabilidad macroeconómica y, segundo, que la próxima administración estará dispuesta a trabajar con los más calificados para contener la crisis.

El actual Gobernador del Banco Central continuará en sus funciones, dirigiendo la política monetaria y financiera, e ingresan como ministro de Hacienda y ministro de Economía, dos reconocidos economistas con una trayectoria elogiable.

Lo completan reconocidos profesionales de las finanzas en la Superintendencia de Bancos y en el Centro de Exportación e Inversión (CEI-RD).

Queda claro que atender la crisis económica, junto con la atención a la crisis sanitarias, son dos prioridades inmediatas de las próximas autoridades.
Las señales son agradables.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar