Editorial

El candidato peleón

La historia electoral dominicana nos muestra que el candidato que se presenta como “duro”, que pelea por todo, no logra la aceptación de los votantes.

Aquí siempre ha ganado el candidato que ofrece “paz”, “cambio sin violencia”, desarrollo, y la razón es muy sencilla: la mayoría de la población dominicana vive en precario, necesita paz todos los días para salir a “buscársela” por esas calles de Dios y la menor alteración del orden, o la amenaza de ello, la pone nerviosa y afecta la economía.

Por eso, resulta extraño que candidatos que siempre han dado la imagen de comedidos, de conocedores de la realidad dominicana, se presenten como ángeles debatientes, con espada flamígera enfrentando al mundo.

La relativa tranquilidad que vivimos los dominicanos no tiene su origen en que seamos cómodos, sino en que la vida hay que ganársela todos los días, incluido lo de la cerveza, y no les importan las querellas ideológicas o personales entre los candidatos.

La mayoría votará por el que les ofrezca mayores seguridades de paz, de mejora en la economía y un ambiente que fomente el progreso. No se equivoquen.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba