Opinión

El CDP convertido en nido de vividores

Teófilo Bonilla

Teófilo Bonilla, ex candidato presidencia del IPPP.

El autor tiene más de 30 años de profesión. No temo, no corro, no me doblo, no me vendo ni me compran. Los traidores se llevan al paredón.

A la compañera Cándida Ortega y demás directivos del Movimiento Marcelino Vega (MMV), y al profesor Luis Pérez, presidente de la Comisión Nacional Electoral del CDP.

Mi estima, puede inscribirme para que me someta al Comité Disciplinario y me expulsen. Empero, ustedes los del MMV no tienen moral para expulsar a ningún periodista, pues en el CDP, en sus más de 30 años que lo han dirigido, con escasas excepciones, han sumergido el CDP en el atraso, en la miseria, en un comercio vulgar, en una institución y una profesión de pedigüeños, sin valor, sin credibilidad, y la han convertido en “cosa nostra”.

A mi juicio, Compañera Cándida Ortega, la aprecio mucho, pero está muy equivocada.

El MMV no tiene moral para expulsar a nadie, pues de ser así, la mayoría de los que han dirigidos el MMV, (Donde hay también gentes serias, honradas, honestas y transparentes), debieran estar todos expulsados y presos).

En el MMV se han convertido en juez y partes, que usan las posiciones en el CDP para buscar empleos para sí mismo y sus familias, para auto pensionarse, para buscar prebendas, para favorecer a personas que cuenta con posiciones económicas cómodas, mientras muchos colegas se pasean por ah0, por nuestras calles de las grandes ciudades y el interior del país,  muriéndose por estar afectados de enfermedades terminales, sin tener para comprar un medicamento para aliviar sus dolencias.

Pero, los periodistas al parecer, somos masoquistas, nos gusta que nos vendan sueños, que nos engañen, que nos mareen, pues votamos por gentes insensibles, sin vocación de servicio, que nos vendemos por unos pesitos, que un día nos dan y pensamos que con eso tenemos todo resuelto.

Cuando un proceso se convoca, y concluye, y que algunos que se creen que el CDP es su patrimonio, no acepta su derrota, y la comisión electoral, apoderada por los reglamentos electorales, declara el proceso válido y da un ganador, el Comisión Nacional Electoral, solo le queda aceptar ese dictamen, no revocar las elecciones porque no favoreció a sus parciales. Que charlatanería más burdas, señor Luis Pérez.

Si desean expúlsenme, pero es una vulgar charlatanería de la Comisión Nacional Electoral, en este caso, señor presidente Luis Pérez, y algunos de sus miembros, convocar a nuevas elecciones en 24 horas antes, de manera amañada, parcializada con un sector, y cometer una nueva un error, no consensuar, con los movimientos, situación que también desoyó los reclamos de los opositores, y tomó todas las decisiones a puertas cerradas con los del MMV, y no tuvo la dignidad y la seriedad de consultar a los movimientos rivales.

Nos advirtieron que el presidente de la Comisión Electoral no era de confiar. Le respondimos a esas personas que el individuo tiene derecho a rectificar y a enmendar sus errores, pero la verdad es que admitimos nos equivocamos, tengo que darles la razón a esas personas. El señor Pérez es más de lo mismo.

Por respeto a compañeros, la comisión nacional electoral, sabe que las elecciones de Nueva York fueron legales, pero el señor Olivo de León y su cuadrilla, y si quieres que me someta a la justicia, quiere la seccional de Nueva York para hacer negocios con el CDP, como lo has hecho en otros ocasiones. De las cuales tenemos una serie de documentos que en su momento aportaremos en la justicia, si fuere necesario.

La Comisión Electoral, pensamos que iba a realizar una buena labor imparcial y transparente, apegada a los reglamentos, pero el señor Luis Pérez se impuso ante los demás y nunca convocó a los protagonistas a reunión para armonizar el proceso y sus decisiones. Todo lo manejaron de manera unilateral, como una isla aparte.

Como subcoordinador general nacional del Movimiento Dos Generaciones (M2G), nunca se nos invitó a una reunión, a pesar de que la solicitamos, varias veces, se aceptó una, se nos puso hora, pero nunca se realizó, porque sus patronos, del Marcelino Vega, le dijeron que no era necesario.

Si nos vamos a la justicia, acogiéndonos a lo que establece la Ley 10-91 y el Reglamento Electoral, la comisión no actuó dentro de las normas, pues debió anular las elecciones, ya que no votó el 50+1, de la matricula inscritas del Padrón Electoral del CDP, de 4,348 periodistas, a nivel nacional, Puerto Rico, Miami, Nueva York, New Jersey.

Señor Luis Pérez, si realmente actúa apegado al Reglamento Electoral, entonces aquí le dejo lo que dice el Reglamento Nacional Electoral del CDP.

ART.6.- La Asamblea Electoral será válida cuando reúna la mitad más uno de los miembros activos del CDP

PÁRRAFO: Determinada la validez de la Asamblea, mediante la verificación de la mitad más uno de los miembros activos del CDP, la Comisión Electoral declara ganadora a la plancha que obtenga la mayoría simple de los votos válidos emitidos, la cual ocupará todos los cargos de dirección.

ART. 7.- En caso de no votar la mitad más uno de los miembros activos del CDP, la Comisión Nacional Electoral procederá a convocar nuevas elecciones en un plazo no mayor a los sesenta (60) días. En esta nueva circunstancia serán válidas con un 40 % de los miembros.

Señor Luis Pérez, si revisa los padrones con los que votaron, incluyendo las elecciones amañadas montadas en Baní y NY, no llega al 50+1 para validar las elecciones.

¿Señor Luis Pérez, presidente de la Comisión Nacional Electoral, Como se declaró respetuoso de las normas, porque no apela al Reglamento Electoral, y toma esto en cuenta?

Claro, se dejó de lado para favorecer a sus parciales del MMV. Respétese compañero maestro. No proclame una cosa ahora y haga otra después, pues de lo contrario quedará ante los periodistas, la sociedad y el país, como un pusilánime más, que traiciona su clase. Corro el riesgo de ser expulsado, inténtenlo. Estoy presto a enfrentar los cobardes en cualquier terreno, Haréis justicia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba