Tecnología

El centro de datos submarino de Microsoft vuelve a la superficie tras dos años sumergido

Hace dos años, Microsoft sumergió en la costa de Orkney, en el extremo norte de Reino Unido, un centro de información en un experimento un poco loco.

El objetivo del proyecto era buscar alternativas para reducir el recalentamiento que sufren los centros de datos o servidores, algo en lo que trabajan muchas empresas, publicó BBC Mundo.

Y los ingenieros e investigadores pensaron que una forma de «enfriar» esos centros de datos y así aumentar la productividad de los servidores y reducir la alta demanda de energía era ubicándolos bajo el mar.

Ahora, ese centro de información, conocido como proyecto Natick acaba de ser extraído y los investigadores de Microsoft evalúan su desempeño.

No humanos, pocas fallas

La primera conclusión es que el cilindro lleno de servidores tuvo menor tasa de daños y averías que un centro de datos convencional.

Cuando el tanque fue sacado del agua, a un kilómetro de la costa -después de haber sido puesto allí en mayo de 2018- solo ocho de los 855 servidores que estaban dentro del artefacto habían dejado de funcionar.

Eso es un resultado alentador en comparación con un centro de datos convencional.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba