Belleza

El enrojecimiento es la primera manifestación de la rosácea

Santo Domingo.-Las mujeres son más susceptibles que los hombres de padecer la rosácea, una enfermedad inflamatoriacrónica de la piel que afecta generalmente el rostro, especialmente en mejillas, nariz, y barbilla.

De acuerdo a la doctora Michelle Herrera, dermatóloga cosmética, especialista en Medicina antienvejecimiento y láser de Medical Laser Center, la causa es desconocida y su ocurrencia puede ser transitoria, recurrente o persistente.

Indica: “Tiene más preferencia por personas de piel blanca y que se encuentran en el grupo de edad entre los 30 y 60 años”.

No se conoce la causa

Herrera afirma que la causa exacta de la rosácea se desconoce, aunque se han descrito factores contribuyentes a su aparición, pues se cree que su origen se debe a la combinación de varios factores.

“Su aparición tiene una marcada predisposición genética. De hecho pueden observarse varios casos de rosácea dentro de una misma familia.

Además, indica la especialista, el clima ejerce un papel determinante, siendo la exposición solar un factor perjudicial, así como la presencia del ácaro Demodex folliculorum.

Sus manifestaciones

Herrera explica que el enrojecimiento o rubor también llamado eritema facial, es una de las primeras manifestaciones de la rosácea, así como la sensación de ardor o tirantez cutánea.

En casos más avanzados, señala la dermatóloga, se puede encontrar también la presencia de pápulas y pústulas, que se manifiestan como lesiones sobre elevadas, por lo que en muchas ocasiones tienden a ser confundidas con acné.

Agrega: “También pueden observarse vasos sanguíneos visibles de predominio en la zona nasal que recibe el nombre de telangiectasias.

Consecuencias

La doctora Michelle Herrera asegura que la rosácea es una enfermedad que puede afectar de manera importante si no se instaura un tratamiento efectivo.

“En algunos casos pasa mucho tiempo hasta que la enfermedad pueda ser diagnosticada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba