Editorial

El escenario se despeja

A pesar de su complejidad por el elevado número de partidos que participarán en las elecciones municipales de febrero y las presidenciales y congresuales de mayo, el panorama electoral comienza a despejarse con la rápida concertación de alianzas partidarias de cara a esos comicios.

A seis meses de la contienda presidencial, 19 organizaciones políticas han formalizado compromisos electorales alrededor de los candidatos propuestos por los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Moderno (PRM) y La Fuerza del Pueblo (LFP), señal de que en ese aspecto, el liderazgo político ha sido diligente.

Se han firmado acuerdos entre partidos para presentar candidatos comunes a niveles congresual y municipal con el objetivo de promover pluralidad en el Congreso, pero también para obtener algún legislador, alcalde o regidor que garantice su inclusión en los fondos que distribuye la Junta Central Electoral (JCE).

La candidatura presidencial de Gonzalo Castillo, presentada por el PLD, es endosada por diez partidos; la de Luis Rafael Abinader, del PRM, por cinco, en tanto que una cantidad similar de organizaciones partidarias respalda a la de Leonel Fernández.

Pendientes aún conflictos electorales de importancia, como el uso o no del voto automatizado y la impugnación que formula el PLD y otros partidos a la candidatura presidencial del doctor Fernández, puede decirse que el escenario electoral comienza a despejarse, al menos en la conformación de alianzas partidarias.

Se resalta también que partidos grandes y pequeños realizan actividades proselitistas en completa normalidad, sin la ocurrencia de incidentes entre militantes de banderías opuestas, lo que representa un buen inicio de una campaña electoral que será larga, intensa y extendida.

Partidos y candidatos están en la obligación de acoger las resoluciones o sentencias que emanen de órganos jurisdiccionales competentes, como la JCE, el Tribunal Electoral y el Tribunal Constitucional, en el entendido de que nadie puede erigirse por encima de la ley.

Como ha sido costumbre, la población volverá a sufragar porque ha asumido con mucha pasión, devoción y responsabilidad su deber de promover la democracia y la pluralidad a través del voto, sin importar si sería automatizado o manual, pero siempre con el anhelo de que su voluntad sea respetada fielmente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba