Turismo

El Este, su desarrollo y la aviesa objeción construcción Hotel Moon Palace

Por Fernando Peña

Hay quienes piensan que es verdad que en el Este del país hay un gobierno paralelo dominado por las grandes cadenas hoteleras y el Central Romana Corporation.

Por ejemplo, una sola compañía, la Compañía la del Central Romana, se ha erigido en dueña y rey de esa zona, ocupa el 70 % de la tierra de la provincia, extiende cada día sus planes de expansión.

Todo esto ha generado una situación desgarradora y reveladora de las condiciones que por décadas sufren los habitantes de la región este de la Republica dominicana.

Incluso, su fuerte poder económico es tal que sus acciones parecen normales pues desde hace más de 40 años gozan de total impunidad ante la justicia.

Pero, deben entender los empresarios hoteleros del Este, o una buena parta de ellos, que en República Dominicana vivimos en un estado social y de derechos y que no es verdad que bajo ningún interés particular o de grupos pueden oponerse y dirigir acciones contra la construcción de la torre de 18 pisos que alojará al nuevo hotel Moon Palace, en Macao Higüey.

Y lo fuerte es que esos empresarios, hoteleros del Este, luego de haber participado por once años en las discusiones, reuniones y vistas públicas, los cuales están agrupados en la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos de la Zona Este (Asoleste), con el apoyo de ASONAHORES, se destapan ahora en contra de la construcción de esa torre de 18 pisos-

Han llegado al extremo de proceder legalmente presentando un recurso ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA), en el que se solicita declarar la nulidad de la resolución del Ministerio de Turismo, tras calificar la misma como “clandestina”.

Antes habían depositado un recurso de objeción, primero en Turismo, que luego retiraron, y posteriormente lo presentaron por ante el Ayuntamiento de Higüey.

Es preciso que el Estado, el Gobierno dominicano actué con derecho y razón, que tome cuantas medidas sean necesaria en el Este del país, que ponga reglas claras, que pare ya el ofertar y beneficiar a estos empresarios, que adoptan una actitud excluyente, porque los niveles de pobreza son alarmantes en esa zona.

Hay que acabar con ese monopolio y el que quieran regularse por su propia cuenta, no que el Estado los regule.

Su único interés es que en la zona no haya más competencia.

Ningunos de sus argumentos son valederos…

Es que acaso se creen que tienen un Gobierno paralelo en el Este, es que se creen dueños del territorio y que tienen potestad para manejarse con sus propias normas y leyes.

¿Y quién les ha dicho a ellos que no pueden tener competencia?

Ni el Ministerio de Turismo ni el gobierno central, se pueden dar el lujo de obstruir, de frenar la inversión extranjera y menos cuando en el sector turístico y el país tiene cifrada una meta, alcanzar que 10 millones de turistas nos visiten.

Es bueno resaltar que en ese proyecto se hará una inversión de 30 mil millones de pesos. Representando la mayor inversión que como proyecto individual se haya hecho en la Zona Este en toda su historia y, por consiguiente, provocará un gran impacto económico en el país.

En Macaco, donde se construirá la torre de 14 pisos lo que hay es pobreza, abundancia de ratas e insectos debido a que los terrenos están abandonados.

Llama la intención que los hoteleros del Este objeten el proyecto que contará con una inversión de 30 mil millones de pesos, que por demás impactará la zona con la creación de más de 6 mil empleos y que para sus empleados, construirá un proyecto habitacional, además de que pagará un 25% más en los salarios que actualmente paga el sector hotelero del este.

El pueblo tendrá acceso a la playa de Macao, la gente no solo disfrutará de su playa, sino que el gobierno invertirá en la construcción de un área de parqueo vigilada que evitará que los vehículos penetren hasta la arena.

El Este, todos sus sectores, el pueblo deben levantarse a favor de la construcción de la Torre de 14 pisos, que alojará al Hotel al Moon Palace, Punta Cana Macao, en Higüey provincia La Altagracia, la cual por demás fue aprobada en el año 2007 y se ampara en la Resolución No. 673-07 emitida por el Ministerio de Turismo. La resolución incluye, otorga aval para construir 20 niveles.

Hay que decir que el ministro de turismo ordenó la realización de una vista pública en la zona para que todo aquel que tuviera una idea diferente la manifestara. En esa vista pública Frank Rainieri estaba en primera fila, al igual que otros hoteleros del Este, pero ni él ni los demás, presentaron objeción alguna. Delante de ellos y con su aprobación, el Plan fue ratificado en su totalidad.

No conforme con eso, el ministro dispone una nueva vista pública- que fuera promovida a través de los medios de comunicación, la que se celebró en las instalaciones del Ministerio de Turismo en la capital. Nuevamente el plan que contenía los 20 niveles fue ratificado por el sector.

De modo que el proyecto cuenta con todos los permisos y requerimientos establecidos por las leyes dominicanas y es uno de los complejos a desarrollarse en la zona que menor impacto provocará al medio ambiente

El ministerio NO estaba obligado a hacer vistas públicas, porque sería igual a que tuviera que consultar a los hoteleros de la capital para hacer inversiones turísticas en Boca Chica. Pero, aun así, involucró en cada momento a los hoteleros del Este, aunque ninguno de ellos tiene inversiones en Macao porque en ese poblado no está presente la inversión en turismo.

El desarrollo tiene que proseguir su curso. Se necesita que sigan fluyendo nuevas inversiones y si el turismo es la puerta principal de entrada de las mismas, abierta tiene que permanecer, fuera de intereses grupales e individuales y del monopolio del sector.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba