Editorial

El mal menor

La decisión de la JCE de suspender las elecciones municipales de este domingo 16 de febrero es un acto triste para la democracia, pero pudiera ser el mal menor.

Sería peor si producto de las irregularidades que se presentaron en el voto automatizado termináramos eligiendo candidatos que no fueron el resultado legítimo de una elección transparente, en que más del 60 % del escenario electoral se hacía con este sistema.

Hay que verificar bien la causa y las responsabilidades. Y hay que esperar la sensatez de los actores políticos y la JCE para dar una solución a esta situación inédita en el país.

Las primeras reacciones están cargadas de emociones; ahora hay que poner la sabiduría a funcionar para una salida.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba