Opinión

El mundo de rodillas

Vinicio Guzmán Luciano

La pandemia  que ha llegado casi al finalizar el primer cuarto de siglo, no es la primera, ya se había pensado que no nos acercaríamos a otra de tal magnitud como lo es el coronavirus, que como dice el título de este artículo, ha puesto al mundo de rodillas.

Qué nación, imperio o poder  geopolítico ha podido con este fenómeno que sea que venga de las entrañas de la Tierra o de los aires envenenados y llenos de tinieblas por las huestes de maldad, ha ido destruyendo vidas y las estadísticas aunque no sea como en la peste negra, ha cobrado las suficientes víctimas, si lo vemos desde el punto de vista de que, uno que muera o se pierda, no es bueno?

Se oye decir que esta clase de pandemias, son inventadas en laboratorios para crear un mal humano, pero de ser así, pienso que ocurre como el terrorismo.  Las naciones que inventan las armas del  terrorismo, son las más afectadas por el terrorismo, y no vamos a formar una hipótesis de esto, porque la investigación mas dañina es la que no se hace y lo único que hace es convertirse en una especulación o como diríamos en Dominicana, en un chisme o las desinformaciones de radio bemba, y no es bueno convertirse en radio bemba, ya que es perjudicial para la sociedad y estos momentos, menos.

Se informa que la mayoría de muertes por coronavirus, han ocurrido en España, Italia, China, Irán, Corea del Sur.  Con aproximado 8,000 personas muertas y unos 219,000 infectados al día de hoy, con mas de 150 países con infecciones del virus, lo que quiere decir que, se extiende y cada día es nueva la cifra tanto de muertes como de infectados.

Ahora bien, lo que hay que saber de fuentes seguras y que no sean conjeturas ni especulación, de por qué el virus se originó en China, específicamente en la ciudad de Wuhan, por qué en ese lugar del mundo y cuál es su historia, en especial, de si se ha originado alguna otra vez, un virus que es tan virulento, que se ha convertido en una pandemia, la que debemos decir, si no aparece otra, es o será, la pandemia del siglo.

Pero esto también pasará, porque si la Tierra que habitamos hoy y aun el cielo pasarán, qué no será una enfermedad, que no es que haya que descuidarse, pero, en lo que nos cuidamos y ponemos en práctica las normas establecidas, aprendamos a poner a Dios y su palabra en primer plano.  No puedo decir en este caso, que todo obra para bien, porque siendo que es un cliché, también hay que decir que no puede obrar para bien si se mueren y se infectan tantas personas.  Dios siempre trabaja, y en estos días, ha estado trabajando para sanar, salvar, cuidar y parar todo lo que afecta a la humanidad.  Sin embargo, es tiempo para humillar el espíritu, especial, aquellas naciones orgullosas y que habían creído que tenían al mundo en sus manos y que pueden hacerlo todo sin Dios.  Ya no será  ¨Yo y mis circunstancias¨, ni ¨Pienso, luego existo¨. ni ¨el fin justifica los medios¨, ni el homo sapiems sapiems¨, ni ¨el big bang¨; es cuestión de que el hombre no puede encerarse en sí, de que la ciencia, la razón humana y la filosofía, tienen toda la verdad. Pues no tienen toda la verdad. El mundo esta en sus yerros y comiendo de sus yerros.

Ahora el mundo se volverá o se tendrá que volver a Dios.  El coronavirus puso al mundo de rodillas. No podemos sin Dios, no viviremos sin Dios. No podremos escapar de Dios.  El es el hacedor y creador de todo lo que hay y existe.

A pesar de coronavirus, hay esperanza, hay vida, hay fe, hay hombres y mujeres de rodillas, pero no ante el virus, mas bien ante Dios, para beneficio del mundo que se debate entre entre la vida y la muerte, porque como no se arrodilla ante el poderoso, entonces, tiene que arrodillarse al coronavirus.

Yo no quiero arrodillarme ante el coronavirus, quiero arrodillarme ante el Dios

único y verdadero, y usted?

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”  Filipenses 4:13

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba