Editorial

El nuevo duelo global

La muerte de figuras del arte y del deporte siempre crea conmoción colectiva, particularmente si ocurre de manera imprevista.

En otros tiempos, el duelo era nacional o a lo sumo regional, pero siempre ha herido la conciencia colectiva. Desde la muerte en un accidente de aviación de Carlos Gardel en 1935, hasta el reciente fallecimiento del atleta retirado Kobe Bryant en otro accidente aéreo, el dolor ha traspasado los linderos de una nación para poner a llorar al mundo.

Y no solo la muerte de una celebridad: los incendios en Australia han despertado sentimientos de solidaridad en personas que no saben dónde queda ese continente, pero la imagen de un koala sediento movió las fibras más hondas de la humanidad.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba