Opinión

El PLD Sigue

Emerson Soriano

El ambiente político actual se torna tenso aún, a pesar de que el Presidente hablara, a pesar de que el presidente Fernández no lo ha hecho, a pesar de Gonzalo Castillo y de Francisco Javier como expectativas, a pesar de la esperanza de mantenimiento de la unidad que vive en muchas personas, incluyéndome.

Y es que ahora la espera son septiembre y octubre, ahora la espera, es por lo que sucederá en el ámbito del danilismo y sus precandidatos. Gonzalo Castillo ha salido al ruedo y ese ingrediente, de por sí, ya es un motivo para que los demás reformulen estrategias, reconduzcan sus planes a corto, mediano y largo plazo -en “el arte de la guerra” aprendí que un hombre sin un plan no es nadie-, pero ello no es necesariamente malo, mantiene ocupada la dirigencia de todos los niveles en la faena de fidelizar simpatías.

Pero lo cierto es que como he dicho en reiteradas ocasiones -y como ha dicho el propio Gonzalo Castillo cuando anunció en un acto público su decisión de participar en las primarias de su partido-, al final, como han dicho también la mayoría de los precandidatos, el PLD irá unido a las elecciones del dos mil veinte.

Importa poco que usted vote por Gonzalo Castillo o por el presidente Fernández, por Gonzalo Castillo o por Domínguez Brito, por Gonzalo Castillo o por Carlos Amarante Baret, por Gonzalo Castillo o por Radhamés Segura, por Gonzalo Castillo o por Reinaldo Pared Pérez, por Gonzalo Castillo o por Andrés Navarro, por Gonzalo Castillo o por Temístocles Montás.  Podrá votar también por el que usted quiera  de los que en lo futuro se inscribirán para participar en las primarias del Partido de la Liberación Dominicana y el hecho cierto será que ese partido irá unido a las próximas elecciones en torno al precandidato que resulte ganador.

Es sencillo, si analizamos la historia electoral del Partido de la Liberación Dominicana, cuando se han producido deserciones de importantes dirigentes -para los que temen a ese fantasma- el partido no se ha dividido, el partido nunca ha ido dividido a una contienda electoral.

Escribo todo esto porque varias personas me han manifestado que el Partido de la Liberación Dominicana está acabado, porque si los resultados no favorecen a cierto precandidato, ése se sentará. Falso de toda falsedad. Quienes así piensan se llevarán tremenda sorpresa.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba