Opinión

El poder de la lectura

Dr. Frank Espino

“La Lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo” J. Addison

En días recientes escuchábamos la conversación muy amena que sostenían un grupo de adolescentes en una pizzería. Expresaron lo que deseaban cuando terminaran el bachillerato. Algunos argumentaban que les gustaba tal o cual profesión por la facilidad del tiempo, otro por el costo, y algunos por la proyección de futuro que pudieran adquirir.

De todas las excusas que dieron para no escoger una carrera universitaria la que más nos llamó la atención fue cuando se refirieron a la carrera de medicina. Los argumentos algunos muy válidos por cierto, otros descabellados.

Decían que había que tener vocación. En eso estamos de acuerdo. Es una carrera de mucho sacrificio. Eso lo sabemos. Es una carrera larga también es cierto.

El único argumento que no estuvimos de acuerdo es no se estudie medicina por que ¡hay que leer demasiado, y hurgar en muchos libros! Miren bien. ¡Leer demasiado! Como si lectura fuera una enfermedad bacteriana o viral incurable.

Siempre me ha preocupado el poco interés que muestran nuestros estudiantes por la lectura.

No importa si estos vienen de colegios privados o públicos. Nuestros estudiantes les tienen fobia a la lectura. Son indiferentes con los libros.

Si hacemos un estudio por minorizado, los mismos profesores no leen tampoco en su gran mayoría. No se puede enseñar lo que usted no sabe.

En el aula de la universidad hice una encuesta con mis estudiantes de medicina y la gran sorpresa fue que en 45 estudiantes ¡solo tres! me dijeron que leían un periódico diario.

Cuando hacemos entrevistas para concurso médico, he optado por no preguntar a los participantes, ¿cuándo leyó el último libro y dígame el autor? Normalmente el último lo leyeron obligado no saben cuando, y el autor ni en sueño lo fijan.

Esto también es válido para los comunicadores en su gran mayoría. Repiten lo que escuchan de otros, pero tampoco hacen adicción a la lectura. Se justifican algunos diciendo que los libros son caros. Es cierto. Pero no escatiman esfuerzo en comprar cosas banales. Sin lectura, no hay formación, y sin formación no puede haber buen profesional.

El autor es médico, escritor y profesor universitario

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba