Opinión

El presidente con “su congreso” y “su suprema…”

Fausto García

“El aprendiz” 

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García) 

El día uno de diciembre del 2018 salió publicado en el Periódico la Información y difundido por otros medios, un artículo de mi autoría, titulado “EL ESPECTACULO DEL CONSEJO NACIONAL DE LA MAGISTRATURA (CNM). Luego del mismo vinieron las evaluaciones para el Tribunal Constitucional y la correspondiente elección de algunos miembros faltantes, así como para conformar la nueva Suprema Corte de Justicia.

A sabiendas todos de lo que acaba de pasar recientemente con la nueva conformación del alto tribunal, es para mí al menos, más que suficiente, leer algunas líneas de aquella mencionada reflexión, y para no hacerlo solo, las comparto con ustedes:

“Para entender, sobre todo, luego de la reforma a la Constitución del 2010, las decisiones que ha venido tomando le CNM, basta echar un vistazo a la integración de las 5 convocatorias, que, con la actual, ha tenido dicho consejo. Con poco esfuerzo se comprueba que el partido de gobierno en las últimas tres (2011, 2017 y 2018), tiene la mayoría, y que, por tanto, la usará para seguir haciendo lo que “nunca se ha hecho” aunque naturalmente, “poniendo manos a la obra”.

De aquella ocasión a esta venimos asistiendo a lo que es prácticamente un show que monta el CNM con sus tarimas, luces, sonidos y actores de todo género, donde lamentablemente participan también algunos tontos útiles o ilusos, que ingenuamente participan de muy buena fe, creyendo en la letra de lo que esta escrito -que dice Cristo que mata-, esto es, que se cumplirá con lo que dicen los pedazos de papeles y olvidando que la justicia, como uno de los poderes del Estado, en nuestro país, hace mucho que está secuestrada por el murciélago político que revolotea aun en las noches oscuras de las debilidades de nuestras instituciones.

Desde prácticamente la elección de los jueces de las altas cortes en el 2011 la justicia ha estado manejada por el partido que desde años antes lleva el timón de este barco llamado Dominican Republic, que lo es el PLD. Este partido de sanos y solidos principios en sus orígenes se ha apertrechado en la trinchera del poder y lo ha hecho para no apearse más de allí, por tanto, cuantas veces pueda y lo dejen los minúsculos y divididos grupos opositores, el mismo seguirá ganando terreno, concentrando todo lo que se llame poder, es como si padeciese de una apetencia desmedida por las mieles que allí se cultivan y producen.

Es natural aspirar y aspirar a lo mejor para los pueblos, sobre todo cuando esos deseos van preñados de nuevas corrientes de libertades, mayor y mejor justicia social, mejor distribución de las riquezas, mayor inversión en los renglones básicos de las naciones, como la salud, educación, alimentación, electricidad, etc., y, por ende, de profundos anhelos de una justicia independiente como elemento indispensable para el crecimiento y desarrollo, en todos los órdenes de los países.

Cada vez que se llevan a cabo los espectáculos del CNM los sectores sensatos del país se acuestan, sueñan u despiertan con estos deseos de tener una justicia independiente, y de que, por tanto, se elijarán miembros -que los hay- para las altas cortes, independientes, que no sean militantes activos del partido de turno.  Pero estos son los que son, solo sueños.

De todo lo anterior conviene entonces concluir que no nos sentemos a esperar nada nuevo de dicho consejo, pasará lo mismo y con mayor intensidad.  El presidente Medina no es verdad que pasará el balón a otro, que dejará de consolidar a su favor y de su partido ese poder del Estado, con el cual, entre otras cosas, se agencia y garantiza perpetuidad y una sábana más grande y que caliente más, sobre todo para el invierno que se aproxima, los cadáveres aún con vida de la maldita impunidad y la corrupción.

El PLD tiene la justicia en sus manos, como una fiera a su presa, y no la va soltar así por así, y por esto, entiendo que con reformas ni contrarreformas, ni nada que tenga que ver con “pedazos de papeles” esta pobre presea podrá conquistar su libertad, por lo que seguirá atada de pies y manos al ejecutivo, y nada podrá hacer para sancionar a los demás miembros de los otros poderes y actores de la sociedad en sentido general, que transgreden sin consecuencia alguna la ley.”

Para terminar, creo, con modestia incluida, que no ha pasado nada destino a lo dicho anteriormente con antelación de casi cuatro meses; y ahora lo que, si es distinto, es que nuestro presidente Medina tiene, además de “SU CONGRESO”, también “SU SUPREMA CORTE DE JUSTICIA”. faustogarcia2003@yahoo.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba