Editorial

El PRM envejeció rápido en el poder

El Partido Revolucionario Moderno tiene menos de cien días, pero parece un gobierno de dos años, escándalos, tendencias negativas y ataques por doquier, indican que el cambio no llegó sólo al gobierno, si no a una población a la que ellos mismos contribuyeron a volverla más contestataria y conscientes de sus derechos y en algunas ocasiones hasta abusan de ellos.

El gobernar está lleno de grises, mismos que aunque inentendibles para los no entendidos y nos atreveríamos decir que para la mayoría de la mal llamada sociedad civil, hacen posible la estabilidad y hasta la gobernabilidad.

El PRM está aprendiendo por las malas algo que deberían de saber sobre todo conociendo los orígenes de ese partido: el poder no da para todo y que atacar tanto en la oposición en algunos temas es contraproducente en la era del internet, puesto que este tiene buena memoria.

Hoy, la gente le saca cuanta declaración dijeron en su momento en su afán de llegar al gobierno, declaraciones que hoy no pueden cumplir, su quieren seguir subidos en el palo sin que el rancho arda, pero con el peligro entonces de perder credibilidad y el apoyo de aquellos que no saben lo que cuesta un voto, pero saben muy bien como quitarlos.

El gobernar un país aunque suene duro no siempre es moral, ni honesto, ni serio, solo hay que leerse los libros de historia sobre las grandes potencias que les encanta imponernos recetas que ellos no siguen, el truco está en gobernar guardando las formas y llenando la espectativas de la gente dentro de lo que cabe, un buen trabajo de comunicación casi siempre es la clave, algo en lo que este gobierno parece quedarse corto, de seguir así, parece que seguirán el camino de su partido madre, un período.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba