Opinión

El respeto

Moisés Estévez

Respeto es el miramiento, consideración, prevención o incluso el miedo que se tiene hacia alguien o algo. También es una manifestación de acatamiento que se realiza por cortesía. Respetar es reconocer, apreciar y valorar mí persona, así como a los demás, y a mi entorno. Es establecer hasta dónde llegan mis posibilidades de hacer o no hacer, como base de toda convivencia en sociedad.

El respeto exige un trato amable y cortés; el respeto es la esencia de las relaciones humanas, de la vida en comunidad, del trabajo en equipo, en fin, de cualquier relación interpersonal. El respeto es garantía absoluta de transparencia; crea un ambiente de cordialidad y seguridad; permite la aceptación de las limitaciones ajenas y el reconocimiento de las virtudes de los demás. Evita ofensas e ironías; no deja que la violencia se convierta en el medio para imponer criterios,  conoce la autonomía del cada ser humano y acepta complacido el derecho de los demás.

El respeto es la posibilidad de aceptar tus defectos y virtudes sin poner en tela de juicio lo que ves en los demás, porque jamás obtendrás de otros, lo que no eres capaz de darte a ti mismo, y en la medida en que lo logres, serás capaz de otorgarlo a los demás; es el reconocimiento del valor inherente y de los derechos innatos de los individuos y de la sociedad. Estos deben ser reconocidos como el foco central para lograr que las personas se comprometan con el propósito más elevado en la vida.

El respeto es reconocer en sí y en los demás sus derechos y limitantes con dignidad, dándole a cada quién su valor. Esta igualdad exige un trato atento y respetuoso hacia todos. El respeto se convierte en una condición de equidad y justicia, donde la convivencia pacífica sólo se logra, si consideramos que este valor es una condición para vivir en paz con las personas que nos rodean.

Se debe cultivar el respeto para construir, nunca para destruir; buscar hacer el bien es la antesala de un buen convivir. Debes quererte cuidando tu cuerpo, no realizar acciones que puedan representar un daño para ti; es aquí donde tu integridad tiene que ser lo más valioso y con esto estarás demostrando respeto hacia tu persona, para así poder gozar de un bienestar físico y mental.

Otro aspecto que involucra el respeto, es el de proteger la vida de nuestro planeta, y una forma de demostrarlo es cuidando la limpieza del agua, aire y suelo, plantar árboles para que la tierra se quede entre las raíces y no se las lleven ni el agua ni el viento, usar sólo el agua que  se necesite, defender la vida de selvas y bosques; recuerde que el hombre, las plantas y los animales compartimos un mismo planeta. Por tanto, este sentido de honor y de valor debe extenderse a la naturaleza.

En conclusión, el respeto es un valor muy importante en la vida de todo el mundo; el respeto consiste en el reconocimiento de los intereses y sentimientos de los demás en cualquier relación interpersonal. No es simplemente una consideración o deferencia, sino que implica un verdadero interés no egoísta por los demás, más allá de las obligaciones explícitas que puedan existir.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba