Editorial

Elecciones y Constitución

La Constitución es muy clara con respecto a las fechas en que deben celebrarse las elecciones nacionales y la entrega del mando a las autoridades electas.

Cambiar la fecha de las elecciones o de la entrega de mando es una situación no prevista en la Constitución que por su gravedad solo puede ser resuelta por medio de una reforma constitucional, para lo que hay tiempo si hubiese un acuerdo entre los actores políticos y estos respetaran lo acordado.

Algunos piensan que el conflicto puede resolverse por una disposición legal o reglamentaria. Quienes así piensan, estarían derogando de hecho la Constitución, pues en el futuro bastaría una crisis creada o no por las autoridades para derogar cualquier otra disposición de nuestra Carta Magna y ese peligro hay que descartarlo.

Además, ya tenemos un precedente. La crisis electoral del 1994 se resolvió con una reforma constitucional aprobada en cinco días, porque los líderes se pusieron de acuerdo.

Visto el precedente y de que hay tiempo de sobra para la reforma, no hay otro camino que la reforma constitucional.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba