Económicas

Empresas de zona franca reactivan con personal reducido sus actividades en Santiago

A pesar de que el Gobierno dominicano planea abrir la economía a partir del 11 mayo, varias empresas de las que operan la Corporación Zona Franca Santiago (CZFS) en el Parque Víctor Espaillat Mera (PIVEM) han iniciado sus operaciones paulatinamente.

En la actualidad hay 40 fábricas abiertas en el PIVEM, las cuales, de acuerdo a sus ejecutivos, operan con personal reducido.

Del total de 40 mil empleados que tiene el complejo, solo siete mil están laborando de manera presencial.

Fernando García, director de operaciones del parque, asegura que solo están trabajando las empresas autorizadas por el Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE).

Sostiene que las mismas implementan un protocolo de actuación, basado en las mejores prácticas y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Salud Pública.

“Ese protocolo ha sido compartido con todas las empresas que operan en nuestro parque y está permanentemente monitoreado por el comité de vigilancia de bioseguridad que nos acompaña”, declaró García.

El ejecutivo señaló que se mantienen orientando a sus colaboradores, a través de las plataformas digitales, sobre las medidas de prevención que deben tomar para evitar resultar afectados con el coronavirus.

A través de Médica, la clínica de la Corporación Zona Franca Santiago, fue incorporado un área de triaje que ofrece servicios de salud a todas las personas de los sectores aledaños al complejo, ubicado la parte Oeste de la ciudad, que presenten las sintomatologías del COVID-19.

Además, las entradas y las salidas de las fabricas fueron señalizadas para que los empleados mantengan el distanciamiento físico.

Otras medidas que están adoptando las empresas de zona franca es la entrega de equipos de protección personal a sus colaboradores, así como la desinfección de los vehículos que utilizan para trasladarlos desde sus hogares hacia las fábricas.

“Están tomando las medidas… ellos esterilizan las guaguas, nos dan mascarillas y antes de entrar a las fábricas nos desinfectan”, expresó Carlos Santos, un empleado de zona franca.

Algunas de las fábricas que se encuentran operando en el Parque Víctor Espaillat Mera están confeccionando mascarillas y otras herramientas de protección personal para suplir el mercado local.

Sin embargo, otras de las que están abiertas son de productos no esenciales para la nación. Tal es el caso de Swisher Dominicana, cuya empresa está dedicada a la fabricación de cigarros y sus empleados se han quejado constantemente por las condiciones laborales.

Desde la empresa alegan que el ministerio de Salud Pública certificó que cumple con las disposiciones sanitarias reglamentarias para el desarrollo de las operaciones tendentes a reactivar el desarrollo productivo nacional y con la visión de garantizar la seguridad de todo su capital humano.

También algunas empresas de Tamboril, Pisano, así como Caribbean Industrial Park, en Matanzas han reiniciado sus labores paulatinamente.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba