Belleza

En busca de la luz: Necesitamos, más que nunca belleza, en nuestras vidas

2020 prometía ser un año divino. Los tres primeros meses bullían de buenas noticias, optimismo y proyectos. Un reflejo de los locos años 20 del siglo pasado. Una era de despreocupación y bonanza, pero adaptada a paradigmas sociales más econscientes y responsables.

Pero en menos de un mes esa feliz locura se transformó en paranoia y el mundo cambió. Se hizo peligroso, hostil, oscuro, triste y solitario. La sociedad desapareció. El aislamiento se introdujo en nuestras almas y nos apagó.

Y solo quedaba buscar consuelo. Luz. Luz para salir del oscuro túnel de temor e incertidumbre. Luz para acallar el miedo, atemperar el espíritu y recuperar el equilibrio. Buscar lo imprescindible y atesorarlo. Ayudar a los demás, establecer lazos virtuales de apoyo, cuidar la alimentación y el sueño, practicar ejercicio… cada quien en su búsqueda, cada quien en su batalla.

Mi luz  va muy ligada a la belleza. Me confieso una esteta nata. Todo lo bello o lo que procura belleza me calma, me da alegría, me enriquece… por fuera y por dentro. El cuidado de los sentidos, de la piel, del cabello… la capacidad de nutrir el cuerpo y a través de él, nutrir el espíritu. El flujo de la energía que puede ser catalizada por materiales, ingredientes y activos. Esa concepción holística de nuestras experiencias, en la que todo está conectado, todo influye sobre lo demás y sensorialidad, racionalidad y espiritualidad conviven en armonía es, en estos tiempos oscuros, la que más colma. Y a la que cada vez más personas aspiran. Una concepción holística de la vida que se adapta a cada parcela pero que cobra especial sentido en el mundo de la belleza.

Hoy la belleza holísitica es más necesaria que nunca. Belleza no solo para trasmitir hacia el exterior sino para sentir en nuestro interior. Belleza que acompaña, ayuda, alegra y eleva. Belleza que te hace sentir bien. Belleza que te empodera y que te ayuda a sobrellevar las dificultades. Belleza que plena los sentidos. Esa es la belleza que premian estos Prix 2019. Más apetecible que nunca. Más necesaria que nunca.

María Pardo de Santayana, directora de Marie Claire

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba