Editorial

¿Es mucho pedir?

Los dominicanos no deberían bajar la guardia ni por un instante en la aplicación del protocolo de prevención del coronavirus, altamente contagioso y letal, que ha causado, sin el reporte de hoy, 2,301 fallecimientos, con 136,183 casos de infectados y más de 22,000 todavía activos.

En casi todo el mundo se producen rebrotes de la pandemia, con saldos de más de 1.3 millones de muertos y cerca de 59 millones de infectados, lo que obliga a los gobiernos a disponer confinamientos, cierre de escuelas, restaurantes y aglomeraciones de personas.

En Estados Unidos los decesos por la covid-19 suman más de 252 mil y once millones 700 mil personas han sufrido contagios, en un rebrote pandémico que afecta a estados y ciudades de esa nación, como Los Ángeles, Nueva York y Florida, en tanto que la Casa Blanca confía en la pronta aprobación de vacunas para contener el virus.

En República Dominicana preocupa a las autoridades el nivel de incremento de la covid-19, especialmente en el Gran Santo Domingo, Monseñor Nouel, Duarte y Santiago, donde aumentan las tasas de contagio y de letalidad.

Antier se procesaron más de 8,400 muestras o pruebas, por lo que el número de contagios ascendió a 1,026, clara señal de que el virus se expande, incluidas las hospitalizaciones, con 677 personas (21%), y las áreas de cuidados intensivos donde el registro de ingreso se elevó a un 38%, con 201 pacientes, de los cuales 102 están en situación crítica.

La población parece estar confiada en que aquí no pasa nada o que el coronavirus no resulta altamente contagioso ni ha matado más gente que la Guerra de Abril y causado más daño a la economía que todos los ciclones que han tocado el territorio nacional.

Las vacunas, probadas con éxito en Estados Unidos, Rusia y China, tardarán en llegar a Santo Domingo, aunque tampoco serían la panacea total para la contención de la pandemia, en caso de que se aplicaran a la mayoría de la población, por lo que se requiere de mucha disciplina personal y conciencia cívica para ayudar a contener el virus.

Se repite hasta la saciedad que la población debe usar de manera obligatoria mascarilla en lugares públicos, mantener distanciamiento físico, lavarse las manos con abundante agua y jabón y evitar aglomeraciones. ¿Es mucho pedir?

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba