Editorial

Quien espera lo mucho…

Para poder entender que todavía no es el momento de la apertura de actividades económicas no básicas, se requiere poner atención a la advertencia que ha hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS), de que “América Latina está por vivir el peor momento de la pandemia del coronavirus”, lo que, obviamente, incluye a República Dominicana.
«El epicentro de la epidemia se está moviendo de Europa hacia las Américas, lo que nos ha dado tiempo de prepararnos para lo que viene», ha dicho Cristian Morales, funcionario de la OMS, quien recomienda que los países deben expandir sus capacidades de detección del virus.
El presidente Danilo Medina dijo que por asunto de prudencia el Gobierno prefirió esperar a que se celebraran las elecciones municipales del 15 de marzo para aplicar medidas drásticas para la contención de la covid-19, por lo que hubo un retraso de 15 días en el inicio de ese programa.
Es claro que todavía falta un trecho por recorrer en la ejecución del programa para contener la propagación de la pandemia y producir un rápido descenso de la espiral de contagio, razón por la cual no es prudente ahora disminuir o reducir el periodo de aislamiento social y de reclusión obligatoria.
Funcionarios y representantes empresariales entregaron ayer tarde un informe al mandatario sobre la evaluación y resultados del Programa de Control y Prevención del Coronavirus, así como posibles escenarios de retorno gradual de actividades productivas, pero el ministro de la Presidencia dijo que todavía no es el momento de dar ese paso.
Es comprensible que los sectores productivos y la población requieran o deseen recuperar la normalidad conculcada por la pandemia, pero la realidad apunta a que es imprescindible cumplir cabalmente con los períodos requeridos para contener el coronavirus, más aun si el programa de restricciones tiene dos semanas de retraso.
Tiene razón el presidente Medina al señalar que muchas empresas comerciales, industriales, de servicios y agropecuarias, operan con relativa normalidad durante el período de pandemia, aunque la mayoría permanecen cerradas en atención al estado de emergencia nacional.
El nivel de contagio de la covid-19 mantiene aún espiral ascendente, sin que se pueda precisar cuándo seria controlado en una meseta de contención o mitigación, por lo que resulta absolutamente indispensable mantener todas las medidas restrictivas de reclusión personal y aislamiento social, porque quien espera lo mucho, espera lo poco.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba