Opinión

Están dañando la escuela

Por Semanario Católico Camino.

Los hechos de violencia que están ocurriendo en los centros educativos de nuestro país deben llevarnos a una profunda reflexión. La falta de respeto a los maestros y la ausencia de disciplina en las aulas están haciendo de muchos centros educativos espacios insoportables. Además, las consecuencias de este mal comportamiento ya han llevado el luto a tantas familias.

¿Por qué suceden estos hechos lamentables? Por qué la escuela, que hace algunos años era un lugar sagrado, hoy la han transformado en lugares de pleitos y conflictos, como lo confirma un estudio realizado por la Universidad Iberoamericana y el Instituto Dominicano de la Evaluación e Investigación de la Calidad Educativa que revela que un 69% de los directores de centros escolares reportaba que había violencia entre los estudiantes. Esta investigación fue hecha en el año 2014. Hoy, esta situación es peor.

¿Será que los docentes han perdido la autoridad, o temen aplicar las normas de una convivencia sana entre el alumnado, por temor a violentar nuevas reglas y directrices que emanan del Ministerio de Educación, y que protegen de manera excesiva a los estudiantes? ¿No se estará confundiendo la libertad con libertinaje?
Si no se ponen los correctivos a tiempo, para evitar que estos vientos destructivos de la violencia escolar destruyan los cimientos de una educación integral basada en valores, llegará el día que estemos presenciando acciones peores en las escuelas, como ya está ocurriendo en varios países.

Todavía estamos a tiempo de hacer de la escuela dominicana una verdadera familia, que sea promotora de una sociedad nueva, y que forme hombres y mujeres con un sentido profundo de compromiso social. Apliquemos las medidas necesarias y urgentes para detener este deterioro antes que sea demasiado tarde.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba