Editorial

Estrechándole el cerco al Covid-19

Es una señal alentadora el que varias provincias del país tengan aplanadas las curvas del contagio del Co­vid-19.

No significa que erradicamos el virus en esos lugares, sino que lo tenemos fre­nado en su velocidad de propagación.

Aplicando intervenciones directas de detección, aislamiento, tratamiento y prevención, las autoridades del Comi­té de Gestión de Emergencia Sanitaria han podido aplanar la curva en las pro­vincias del Norte que fueron los prime­ros focos.

Ahora la lucha se enfoca en el Gran Santo Domingo, el Distrito Nacional y las sureñas provincias de Azua, Ba­rahona y San Cristóbal, donde la pan­demia sigue causando fuertes estra­gos.

Si tenemos el mismo éxito alcanzado en otras provincias aplanando o amino­rando la incidencia del virus, estaremos en el mejor camino para desactivar la bomba covidiana.

Esto es lo que el país desea para respi­rar tranquilo y recobrar la normalidad.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba