Turismo

Estudio revela retos y oportunidades de las Mypimes para desarrollarse como suplidoras del sector turismo

Las Micro, Pequeñas y Medianas empresas tienen un considerable impacto en la economía nacional, al punto de que representan el 99 por ciento del tejido empresarial y generan alrededor del 54.4 por ciento de los empleos.

El sector enfrenta en la actualidad debilidades puntuales que limitan su inserción, como suplidores a gran escala, en la actividad turística del país, cuyo renglón generó ingresos, entre 2012 y 2016, superiores a los 3 mil millones de pesos.

Un estudio acerca de las Oportunidades de las Mipymes dominicanas en el Sector Turismo, elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), destaca que solo en el año 2017, ese sector mantuvo más de 265 mil empleos mientras que en el 2015, pagó a productores nacionales la suma de 22 mil 443 millones de pesos por compras de frutas, víveres, mariscos, carnes, bebidas, cigarrillos y puros, entre otros.

Revela que existe un alto número de unidades productivas ubicadas en el segmento Mipymes, las cuales tienen un alto impacto en el empleo y un efecto directo en las condiciones de vida de la población.

En ese sentido, hace referencia al Registro Nacional de Establecimientos según el cual, existen en el país 186 mil empresas que poseen desde uno hasta 150 empleados y que se concentran en los polos turísticos de mayor importancia en el país, como es el caso de Puerto Plata con 6 mil 227 establecimientos, La Romana con 5 mil 772 y La Altagracia con 4 mil 834.

Indica que dentro de estas hay un alto porcentaje de unidades que
podrían aprovecharse directamente en la generación de productos y servicios dentro de la actividad turística y que, en algunos casos, también se visualiza una gran concentración de actividades económicas cuya explotación puede influir en la expansión del desarrollo turístico.

Revela que, “el alto grado de informalidad con el que operan las Mipymes acarrea niveles importantes de vulnerabilidad socioeconómica ante la precariedad y ausencia de protección social, de la misma forma que tiene impactos negativos sobre la productividad y la competitividad”.

En ese sentido, sostiene que muchas de estas abarcan las áreas agropecuaria, industrial y de comercialización, por lo que podrían convertirse en suplidoras de este importante sector de la economía nacional.

El estudio, que fuera levantado en el año 2017 y publicado a principio de octubre, contiene importantesconclusiones y recomendaciones que abarcan las áreas de fomento, materia impositiva, marco legal y regulatorio, Inversión pública y acceso al crédito, Investigación y desarrollo e innovación.

En lo referente al fomento y apoyo del sector, sugiere la creación de un registro virtual de suplidores Mipymes del sector turismo en alianza con la Dirección General de Impuestos Internos, Dirección General de Aduanas, Tesorería de la Seguridad Social, así como la participación de ASONAHORES, CODOPYME, y las asociaciones y clústeres turísticos de las diferentes regiones del país.

La propuesta recomienda también la integración de los ministerios de Turismo y de Industria, Comercio y Mipymes para que, a través del registro sugerido, las Mipymes puedan registrarse como suplidoras del sector turismo, validándose en línea el nivel de cumplimiento de sus contribuciones fiscales.

Propone que, una vez instalado el registro, se elabore un catálogo de apoyo entre los miembros de las principalescadenas hoteleras y de restaurantes del país, de modo que permita facilitar el trabajo de búsquedas
de suplidores en los momentos que lo requieran las empresas de este sector.

Entre otras recomendaciones, aboga por que, en coordinación con los propietarios de las grandes empresas del sector turismo, se revise la política de pago de 90 días a suplidores y se establezca una ruta para lograr una reducción significativa de estos términos, pudiéndose focalizar este beneficio para los miembros del registro virtual de suplidores del sector turismo.

Como manera de facilitar la interacción entre las
grandes cadenas hoteleras y las Mipymes suplidoras, recomienda realizar encuentros, rondas de negocios o ferias comerciales de manera periódica.

Además, sugiere incentivar la creación de zonas francas agrícolas, dedicadas al suministro de las industrias de cruceros y a la exportación, para lo que se procedería al establecimiento de nodos de distribución donde se agrupen productores agrícolas del segmento Mipymes que puedan ofertar productos a líneas de crucero.

La coordinación logística de la distribución recaería en el Estado quien deberá definir una institución que se encargue de intermediar entre los productores y las líneas de crucero para eliminar altos costos de intermediación, que generen trabas en el comercio entre ambos sectores.

El estudio plantea importantes recomendaciones en materia impositiva y resalta que la totalidad de los empresarios Mipymes consultados considera vital apoyar aún más los esfuerzos de las entidades recaudadoras (DGII, DGA, TSS, etc.) en materia de formación tributaria, “ de forma que las empresas Mipymes cuenten con la asesoría y el acompañamiento adecuado para administrar eficazmente sus compromisos fiscales, sobre todo estimulando que más empresas de este tipo se beneficien de los incentivos fiscales vigentes, así como de los esquemas simplificados de tributación disponibles en la actual normativa tributaria”.
En ese orden, considera que pudiera ser un gran incentivo el establecimiento de un régimen contributivo especializado para las Mipymes identificadas como suplidoras del sector turismo, en la cual puedan acceder a tecnologías modernas en maquinarias y equipos con una menor cantidad de aranceles.

Cita que actores claves dentro de la industria turística recomiendan un apoyo especial con las leyes que regulan las importaciones para la producción nacional para que se evalúen posibles exoneraciones en la importación de materias primas para los productos agroindustriales, “persiguiendo así abaratar costos y la especialización de productores, además del incremento de sus ingresos” .
En lo que tiene que ver con esta materia, finalmente plantea que se debe considera la viabilidad de concederexoneraciones al suministro de fertilizantes y la construcción de ambientes controlados para la producción agrícola (invernaderos).

(Primera entrega).

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba