Belleza

Exfoliante natural de azúcar para consentir tu piel en casa

La crema exfoliante que obtenemos al combinar azúcar con aceite nos sirve para tratar el rostro, los codos y las rodillas, las manos y otras partes del cuerpo visibles.

Lo ideal es usarla dos veces a la semana para mantener la piel renovada, libre de impurezas y lista para absorber las propiedades de los demás cosméticos.

Eso sí, no se debe aplicar de forma excesiva porque puede alterar el pH natural y provocar exceso de sequedad.
Ingredientes
1 taza de azúcar granulado (200 g)
⅓ de taza de aceite de oliva virgen extra (66 g)
10 gotas de aceite esencial a tu elección (lavanda, limón, rosas, etc.)

Utensilios
1 recipiente de vidrio hermético

Preparación
Agrega la taza de azúcar granulada en un tazón y mézclala con el aceite de oliva y el aceite esencial de tu elección.
Remueve todo con una cuchara hasta formar una pasta espesa.
Si consideras que está demasiado seca, agrégale otro chorrito de aceite de oliva.
Una vez esté lista, vierte el producto en un frasco hermético y consérvalo en el refrigerador.

Modo de uso
Toma la cantidad necesaria de exfoliante de azúcar y frótala sobre las áreas del cuerpo que deseas tratar.
Aplícales una fina capa y realiza suaves masajes circulares para facilitar la eliminación de la piel muerta.
Espera a que actúe cinco minutos y retira los excesos con una toalla húmeda.
Enjuaga con agua templada y finaliza aplicándote una crema hidratante o tónico.

¡Para tener en cuenta!

Si no tienes un aceite esencial a mano, puedes reemplazarlo por jugo de limón fresco y un poco de ralladura de su cáscara. Este ingrediente es excelente para la piel porque le aporta vitamina C y antioxidantes.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba