Nacionales

Exministro tuvo que reajustar su vida mientras luchaba contra virus

Mientras era el jefe de la lucha contra el Covid-19,  Rafael Sánchez Cárdenas, exministro de Salud Pública, libraba silentes batallas en el seno de su hogar para protegerse él y su familia, todos vulnerables al contagio de una enfermedad que provocó la muerte de 1,481 personas durante su gestión.

Su esposa confinada en cama bajo cuidados de enfermería por antiguos padecimientos de salud y sus padres de 87 y 90 años, respectivamente, le obligaban a mantenerse aislado y extremar las medidas de protección personal mientras visitaba lugares de alto contagio y domicilios.

Pero también se privó de disfrutar su rol de abuelo primerizo durante los primeros días del nacimiento de su primer nieto sanguíneo, ya que tiene otros de sus hijos de crianza.

De ahí que hizo normal el uso de gel y desinfectantes de manos en cada movilización, mantuvo su rutina adoptada de muchos años atrás de tomar multivitamínico y vitamina C, y ejecutando con rigurosidad las mismas cosas que estuvo recomendando a la población en cada aparición en la televisión por casi 150 días.

MAS LISTIN DIARIO

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba