Editorial

Extraordinario

La economía creció de nuevo el año pasado, como se esperaba, un 5.1%, pese a un panorama externo en el cual la economía global disminuyó el ritmo de crecimiento en relación al período anterior. Las grandes economías, en general, se vieron impactadas por las disputadas comerciales entre Estados Unidos y China. Sin embargo, para bien de los dominicanos, el precio del petróleo no sufrió significativas alteraciones hacia arriba, lo que ayudó al exitoso desempeño.

Las informaciones provistas por el Banco Central refieren, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que la economía mundial moderó su crecimiento de 3.6 % en 2018 a 2.9 % en 2019. Estados Unidos estará terminando con un crecimiento de 2.3 %, mientras que la zona del euro se desaceleró hasta 1.2%.

China finalizó con un crecimiento de 6.1 %, su nivel más bajo en las últimas tres décadas, mientras la India, luego de crecer en torno al 7.5% en el último quinquenio, según el FMI, terminará en 4.8 %. Rusia creció apenas 1.1 %, Brasil 1.2 % y Sudáfrica 0.4%.

La caída fue dramática en América Latina. Para América Latina y el Caribe, el FMI y la CEPAL proyectan un crecimiento de apenas 0.1 %, en gran medida por la desaceleración en las dos economías más grandes, Brasil y México, así como por la recesión en Venezuela, Argentina, Nicaragua y Ecuador.

En el caso dominicano, el crecimiento fue apuntalado por el buen desempeño de la construcción, con un 10.5 %, bajo el influjo de proyectos de inversión públicos y privados en viviendas de bajo y mediano costo, obras en el sector turístico, comercial, energético, así como la construcción y remodelación de infraestructuras para el transporte terrestre y de vías de acceso en las zonas rurales. Obviamente, otros sectores hicieron lo propio.

La realidad sugiere que la diversidad en que se fundamenta la economía dominicana se levanta como un valor que la ayuda manejar los factores externos sin grandes traumas. 2019 fue otra prueba.

El Banco Central sostiene que con el resultado de 5.1%, la economía dominicana se sitúa como la de más alto crecimiento en toda América Latina, con una expansión cincuenta veces superior al promedio de la región.

Eso es extraordinario.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba