Opinión

¡Faride no confrontará con Omar!

Franklin Almeyda Rancier

Faride Raful dio a conocer su declinatoria a respotularse a la senaduria de la Capital. Ella lo anunció, y son sus palabras de que por “decisión estratégica del PRM no seremos la candidata a repetir a la senaduria por la capital…” Escuché su audio con interés, puesto que con mucho más interés esperaba ver confrontar a dos jóvenes bien formados, de géneros diferentes, inteligentes, de estilos adecuados e hijos de dos amigos, Leonel y Tony, a los que aprecio y respeto.

Se esperaba una confrontación electoral novedosa, protagonizada por generaciones de relevo, para una nueva era; debía ser como por separado mostraron en sus momentos; decentes y con apasionado debates conceptuales. Dos  jóvenes que conocen lo que significa un debate de nivel sobre propósitos y causas para un pueblo que espera.

Iba a ser hermoso y aleccionador por ser oportuno debido a que esta vez partícipa una población excepcional, integrada por en un padrón de 8 millones 105 151 electores; organizados en 4 mil 298 recintos y en ellos 16 mil 857 colegios electorales. Entre ellos 4 millones 156 mil 628 (51.28%) de mujeres, y hombres 3 millones 948 mil 523 (48.72%). De ese total, 47.50%  jóvenes de 18 a 40 años.

El contexto general crea una configuración electoral que es totalmente desconocida por el partido de gobierno, sus dirigentes y el candidato presidencial. Son obviamente popies que viven en una burbuja de espuma. Hacen esfuerzo de acercamiento teatral, pero les molesta tener que servirle a desarropados. No son estrategas de Estado para conducir a un pueblo al progreso, sino más bien manipuladores de los recursos del Poder y la arrogancia del que tiene dinero, y nada más.

Las encuestas los perturban, aun las que ellos mismos pagan. Y es que los encuestados hacen sus reclamos sobre la economía porque va mal, la inflación y el desempleo que les afecta,  la inseguridad ciudadana que los lacera,  la salud y la educación porque están descuidadas. Siendo esas expresiones evidentes rechazos.

Las encuestadoras recogen lo que pueden, muchas veces de encuestados que no se quieren ver afectados; pero se expresan con temas  que  cotejarlos con otros, reflejan una clara percepción de rechazo. Las empresas encuestadoras dejan al que paga la interpretación de los resultados; solo ante la cercanía del evento electoral, es cuando quitan el filtro para dejar el rostro más al descubierto, así no se desacredita totalmente.

Es muy conocido que las encuestas son un medio de publicidad para llegarle a la población deseosa de tener posibles resultados. Se ha querido  crear un marco legal que obligue a que las empresas formalicen sus registros ante las JCE. Pero eso no es garantía de eficiencia y correcta aplicación técnica.

Trasciende el nerviosismo del gobierno, desmontando a Faride y mostrando una conducta perturbada y frecuentes promesas y mentiras. Disponen de mucho dinero prestado para tratar de encubrirs, esconderse en el glamour del Poder, acompañados por un Presidente que no puede ni quiere ver lo que la gente expresa y siente. La respuesta les llegará de sorpresa. Entonces comprenderán que cuando un pueblo busca  una meta, llega seguro. Haberle hecho saltar a Faride cerrándole el paso a su respostulacion, abre inmensas posibilidades de que con un torrencial de votos aplasten  a quien coloquen para campaña sucia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba