Internacionales

Fernández llama a la “unidad” para “poner a Argentina de pie”

BUENOS AIRES– En su primer discurso como presidente de Argentina, Alberto Fernández llamó hoy a la “unidad” nacional para poner “de pie” al país sudamericano.

Fernández, quien gobernará hasta el 10 de diciembre de 2023, afirmó en su mensaje ante la Asamblea Legislativa después de jurar como presidente, que propondrá renegociar la deuda externa del país, estimada en un 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato de ciudadanía social. Un contrato social que sea fraterno y solidario”, expresó.

Agregó que “en esta emergencia social es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos”.

Fernández, de 60 años, sucede en el cargo a Mauricio Macri, a quien superó en las elecciones generales del 27 de octubre pasado.

“Los vengo a convocar, sin distinciones, a poner a la Argentina de pie. Para que comience a caminar. Paso tras paso. Con dignidad. Rumbo al desarrollo con justicia social”, subrayó.

El mandatario agregó que “para poner a Argentina de pie el proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con recetas que siempre han fracasado”.

“En los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios y las diversas expresiones sociales para la puesta en marcha de un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad en la emergencia, que constituyan el cimiento sólido a partir del cual se vuelvan a encender los motores de nuestra economía”, dijo.

Fernández asume la presidencia en un difícil contexto económico. La economía de Argentina, la tercera de América Latina después de Brasil y México, cerrará este año con una contracción de 3,1 por ciento, según el Fondo Monetario Internacional.

El país registra además una alta inflación que acumuló un 42,2 por ciento entre enero y octubre, una tasa de desempleo de 10,6 por ciento y un índice de pobreza que afecta al 35,4 por ciento de la población.

“Sin pan la vida sólo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad. Por eso la primera reunión oficial de nuestro gobierno consistirá en un encuentro de trabajo sobre esta prioridad, el Plan Integral Argentina Contra el Hambre”, indicó.

Al abordar la que será su política exterior, el mandatario expresó que “Argentina no debe aislarse y debe integrarse a la globalización, pero lo debe hacer con inteligencia”.

Se implementará una “diplomacia comercial dinámica que sea políticamente innovadora” y se pondrá en marcha “una integración plural y global (…) Nuestra cancillería estará concentrada en conquistar nuevos mercados”, sostuvo.

Fernández dedicó un párrafo al vínculo bilateral con Brasil, principal socio comercial de Argentina y con cuyo presidente, Jair Bolsonaro, mantiene diferencias.

“Tenemos para construir una agenda ambiciosa y creativa, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros pueblos y que va más allá de las diferencias personales de quienes gobiernan en la coyuntura. La vamos a honrar. Vamos a avanzar juntos”, dijo.

El presidente también anunció el envío de un proyecto de ley para una reforma integral del sistema federal de justicia, e informó que decidió intervenir la Agencia Federal de Inteligencia, “para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado”.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba