Opinión

Fiesta Nacional

 Johanna Benoit

Un día histórico para el pueblo dominicano, estuvimos conmemorando nuestra Independencia Nacional, momento que nos llama a la reflexión sobre el compromiso de mejorar, a mirarnos y a tomar de ejemplo a quienes un día como hoy en la historia nos recuerda las luchas independentistas, gracias a sus esfuerzos  somos un país libre y soberano.

Cada 27 de febrero exhibimos nuestra bandera dominicana, nos llenamos de orgullo saber que nacimos en esta tierra que ha parido tantas mujeres y hombres valientes, honestos, trabajadores,  con su ejemplo nos han dejado un legado universal.

Nuestra Independencia Dominicana fecha que nos hace recordar a luchadores incansables, a quien la patria le agradece sus conquistas, calor del patriotismo, la nobleza y el valor de hombres y mujeres que dieron todo por la libertad, entregando todo por la Independencia Nacional, esa, si debe ser es nuestra inspiración. Imitarle y poner en práctica, sería la mejor recompensa.

A pesar de que el país celebra la Independencia,  no es menos cierto que nos encuentra en una situación difícil en la lucha por la democracia, crisis política, crisis electoral, hoy más que nunca se hace necesario poner en práctica el ideario de Duarte.

Durante la semana pasada y en esta misma, hemos sido testigo de los reclamos de un pueblo empoderado, de un pueblo que pide y defiende la Democracia, manifestaciones pacificas en respuesta a la situación electoral que vive la República Dominicana.

La creatividad se ha puesto de moda, para muestra, ver los diferentes encantes con frases, “Nos están robando todo, hasta la Democracia, No seremos la generación que dejó morir la Democracia, Más vale morir de píe que vivir de rodillas, Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden, Con mi Patria no, No nos vamos a quedar callao”.

Tenemos una tarea pendiente, cobrar la confianza de un pueblo, hacer una política participativa, seguridad y superar las brechas que nos impiden avanzar como nación, justicia transparente, líderes comprometidos, fortalecer la institucionalidad, igualdad, fomentar una cultura de paz, cambiar la política clientelista y la impunidad.

Querer y respetar  la patria es nuestra labor de siempre, valorar lo que somos, copiemos el ejemplo y honremos a nuestros padres de la patria, Juan Pablo Duarte, Ramón Matías Mella y Francisco del Rosario Sánchez.

Se vale preguntar si estamos viviendo en la tierra de nuestros fundadores?

 

Hasta otra entrega

 

Que Dios les bendiga!

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba