Nacionales

Finjus valora esfuerzos de la Policía; Derechos Humanos dice continúan represiones.

Ambas organizaciones ponderaron las declaraciones del director de la PN sobre el accionar de los agentes

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus) tienen opiniones diferentes respecto a la declaración del director de la Policía Nacional de que en esa institución se ha ido cambiando el accionar represivo por una cultura de cercanía con la ciudadanía.

Mientras el organismo de derechos humanos difiere de lo expuesto por el mayor general Edward Sánchez González de que hoy día los miembros de la uniformada están mejor preparados para responder profesionalmente ante situaciones que se presenten, Finjus le da un voto de confianza.

De su lado, el presidente de la CNDH, Manuel María Mercedes, calificó como un sueño distante de convertirse en realidad las recientes declaraciones del titular del cuerpo del orden.

“Al ponderar las declaraciones del director de la Policía Nacional de que esa institución es de proximidad con la comunidad; y no el carácter represivo que durante más de 70 años de fundada ha mantenido, la valoramos como una simple intención del actual director y como un sueño que aún falta mucho por convertirse en realidad”, sostuvo.

90 de cada 100 no creen en la PN

María Mercedes se refirió al informe elaborado por la organización que representa, publicado en 2020, cuyos resultados dejan mal parado al cuerpo del orden. “Si la Policía fuera un niño, dijéramos que tendría que repetir, porque se habría quemado de una manera que, como se diría en el argot del barrio, salió achicharrada”, expresó.

Agregó “no es posible que de cada 100 dominicanos, 90 piensen negativo de la Policía Nacional”.

Dijo que cuando se pondera el informe citado y se compara con lo expuesto por Sánchez González, no se observa una intención de iniciar un proceso para cambiar la imagen de una Policía represiva frente al ciudadano. “Del dicho al hecho hay un tremendo trecho. Que el director diga que hay una Policía de proximidad, hay una diferencia del cielo a la tierra que los que vivimos día a día la defensa y promoción de los derechos humanos, nos damos cuenta que no es verdad”, afirmó.

Aseguró que todavía no se ha desmontado el carácter represivo exhibido en los últimos 70 años por parte de sus miembros.
“Hasta que no se entienda que la Policía no es un organismo militar, sino un organismo civil, y que por lo tanto sus uniformados, incluyendo su propio director, deben actuar en correspondencia con las organizaciones de la sociedad civil, entonces hay elementos que todavía faltan por resolver en esa institución”, manifestó.

A su juicio, la mejor forma de desmontar la imagen de represión es cambiando la formación de los jóvenes que se alistan en las filas de la uniformada.

Finjus da fe del esfuerzo de la PN

En tanto, el vicepresidente ejecutivo de Finjus, Servio Tulio Castaños, sostuvo que la entidad del orden ha ido diseñando una serie de políticas que van en la dirección correcta.

“No hay forma que la institución puede dar una respuesta efectiva a la seguridad ciudadana separada de la sociedad. Hemos visto que esta gestión ha venido diseñando mecanismos que sin lugar a dudas van a fortalecer esa relación entre la institución y la ciudadanía”, dijo.

Añadió que la Policía Nacional (PN) ha aprobado reglamentos que abordan el comportamiento que deben exhibir los uniformados frente al ciudadano.

No obstante, señaló que aún faltan por promulgar otros reglamentos para hacer operativa la Ley Orgánica de la institución, aprobada en 2015.

MAS AQUI

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba