Sociales

George Clooney llama hasta la Casa Blanca si es necesario cuando de defender a su esposa se trata

Joe Biden para quejarse de las críticas del mandatario a los trabajos de la Corte Penal Internacional (CPI) contra los líderes israelíes por la guerra en Gaza, en un caso en el que trabajó su esposa, la abogada Amal Clooney, informa The Washington Post.

El diario, que cita fuentes de tres personas familiarizadas con el asunto que quieren permanecer en el anonimato, asegura que la llamada se produjo el mes pasado y el interlocutor del actor fue Steve Ricchetti, consejero del presidente.

El protagonista de «Up in the Air» expresó al consejero presidencial su preocupación por las críticas de Biden contra las órdenes de arresto solicitadas por los fiscales de la CPI para el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el ministro de Defensa, Yoav Gallant.

El actor estadounidense hizo especial hincapié en el hecho de que el presidente demócrata había tachado de «escandalosas” esas órdenes que también afectan a los principales líderes de Hamás, asegura el diario.

Clooney también estaba molesto por la intención de la administración estadounidense de imponer sanciones a la CPI, ya que su esposa, una de las personas que elaboró los informes que provocaron las órdenes de arresto, podría ser afectada por las sanciones, agrega el Post.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba