Internacionales

Greenville, en el estado de Delaware, lugar de nacimiento de Joe Biden hoy gozan de alegría

GREENVILLE, Delaware (EEUU) – De repente comenzaron a sonar aplausos y a escucharse pequeños gritos. De repente, tres kilómetros más allá, los agentes del servicio secreto se multiplicaron entre los bosques y las mansiones de la zona. Era un sábado luminoso y primaveral en el otoño de Greenville, la “patria chica” de Joe Biden, pero ya estaba claro que no, que no era un sábado más.

“¡Es nuestro Joe, es nuestro Joe!”, repetían muchos en el centro comercial que es el eje de Greenville, un suburbio de Wilmington, en el estado de Delaware, donde el próximo presidente de los Estados Unidos vive desde hace décadas. En los teléfonos móviles se confirmaba la noticia, Biden sumaba los electores suficientes para convertirse en el sucesor de Donald Trump. La mayoría de los rostros se abandonaron a una alegría franca.

“Sabes, conozco a Joe desde hace más de 30 años. No siempre he estado de acuerdo con él, pero es un hombre decente. Sé que será bueno para nuestra nación”. La frase es de Richard, un ex ejecutivo de DuPont, la compañía que domina el Estado. Lo que dijo Richard a Infobae se repitió en una y otra conversación: todos hablaron de un Biden cercano. Y del alivio que sentían, por su victoria, sí, pero sobre todo por el hecho de que por fin hubiera claridad respecto del futuro de su país.

Esa claridad era evidente en medio de los pinos de Greenville, que más que un pueblo es un enorme bosque salpicado de mansiones. Si a las tres de la tarde del viernes, ante el avance del recuento que ponía a Biden a las puertas de la Casa Blanca, esos bosques se habían llenado de agentes del servicio secreto, el sábado la proporción era aún mayor.

“¡Vivo a media milla de lo de Joe y ya no puedo llegar a mi casa! El servicio secreto me obliga a hacer un rodeo por otro camino”, dice Richard sin atisbo de molestia. Cuando Infobae llega a la zona queda claro que Richard no exagera.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba