Editorial

Que hablen los candidatos

Ahora que los candidatos deben mostar y explicar sus programas y defenderlos de manera creíble, con rutas explícitas, deberán hacer una reflexión bien profunda sobre cómo se proponen combatir en un posible gobierno la ola de crímenes contra las mujeres.

Llegado el punto al que hemos llegado, no basta con convocar un seminario (el enésimo), un taller para periodistas, (siempre en la mira), unos cursos para hombres maltratadores…

Es obvio que están fallando las estrategias. Todas estas muertes son únicas, como sus víctimas. Pero todas tienen componentes que las hacen dolorosamente similares.

Hay que hablar más de cómo el círculo íntimo de una mujer (familiares dicrectos, amigos, vecinos) debe actuar ante una situación que normalmente conocen. Hay que explicar a las jóvenes cómo detectar un noviazgo tóxico y cómo salir de él. Hay que entrenar más y mejor a médicos, policías, jueces, fiscales, abogados…

Pero todo empieza con las políticas públicas que se tracen desde el más alto nivel del Gobierno. Los candidatos tienen que hablar del tema.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba