Editorial

Honrar al juez

La labor del juez es una tarea complicada y no siempre recibe los honores y los méritos que se derivan de su accionar. Juzgar requiere despojarse de sentimientos indignos y prejuiciosos. Centrarse en los hechos y valorar el contexto de la ley y la condición humana.

El juez José Alejandro Vargas ha conducido las medidas de coerción a once personas acusadas de actos ilícitos como funcionarios públicos y de suplidores del Estado.

Han sido tres días de audiencia extraordinaria. Se han escuchado cosas absurdas e igual buenas exposiciones jurídicas, desde el Ministerio Público como de la defensa.

Quienes ganan creen tener razones y los perdedores por lo regular culpan al juez. El magistrado Vargas lo ha hecho bien.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba