Nacionales

Hoy 28 años del asalto al Banco del Progreso

Santo Domingo.- Este primero de marzo se cumplen 28 años del asalto a la sucursal del Banco del Progreso, ubicada en la avenida Independencia esquina Socorro Sánchez, un hecho de triste recordación donde un médico cirujano penetró a dicha sucursal bancaria.

OFF. Enmascarado y solo, el médico cirujano Cristóbal Eliseo Payano Rodríguez entró a la sucursal bancaria a cometer un atraco, y por más de 12 horas mantuvo como rehenes a 12 personas entre empleados y clientes del banco.

Esta situación mantuvo la atención de todo el país que a través de la Radio y la Televisión siguió el caso.

Periodistas como Radhames Gómez Pepín, productores de televisión como Freddy Beras Goico y Rafael Corporan De los Santos, miembros del Clero de la Iglesia y otras personalidades se ofrecieron para mediar ante la situación dramática.

Payano era un médico, oriundo de San Pedro de Macorís, que abrumado por las deudas decidió asaltar la sucursal bancaria, lo que le costó la vida, producto de los múltiples disparos de agentes policiales. En el hecho también murió de un disparo en la cabeza, Celeste Paulino, una de las empleadas del banco, provocado por el asaltante mientras se enfrentaba con agentes policiales.

El periodista Huchi Lora se ofreció como mediador en el caso, de cuya experiencia escribió el libro “Fuga o Muerte”, una frase que el asaltante pronunció varias veces.

La generación de los años 90 en la República Dominicana fue marcada por un lamentable hecho ocurrido en 1993 que mantuvo el país sumido en la más angustiante tensión por 13 horas continuas.

Una sucursal del Banco del Progreso, en la ciudad capital, se vio asaltada por un desconocido, que no pudo ser identificado al principio pues ocultaba su rostro detrás de una máscara de carnaval de un payaso sonriente. Al verse rodeado por la policía, tomo varias rehenes y mantuvo al país completo en vilo durante ese tiempo, hasta el lamentable desenlace.

El hecho no tenía precedentes en el país. Fue transmitido en vivo por las televisoras de la época, lo que ayudo a la población a seguirlo hasta que las televisoras salieron del aire (en horas de la madrugada). Más que un reality show, se trataba de un hecho horrible que se podía ver en televisión tal cual estaba sucediendo.

La Policía Nacional y los cuerpos de seguridad que participaron en el hecho dieron una monumental muestra de ineficiencia, ineptitud e incapacidad, al no tener ni la más remota idea de cómo negociar sustancialmente con el asaltante, y actuando de una manera salvaje en el desenlace que provoco dos muertes: La del asaltante y de una rehén.

El hecho y su posterior desenlace provocaron diversas y sentidas opiniones, ademas de varios razonamientos en el seno de la sociedad dominicana de entonces, y más cuando se supo la identidad del asaltante.

“Lo subestimé y sobreestimé mi habilidad para convencerlo. Pensé que era un delincuente común y como cualquier malhechor si se veía rodeado por la policía se entregaría. Por esa razón pensé ser el medio para que este se entregará. Pero nadie se imaginaba que era un médico cirujano, y que no aceptaría ninguna solución que permitiera descubrir su identidad ante la sociedad”, dijo Lora a Diario Libre.

El primero de marzo de 1993, el médico cirujano Cristóbal Eliseo Payano Rodríguez, agobiado por las deudas y cubriendo su rostro con una máscara de payaso, decidió asaltar el referido banco. El hecho, que se inició alrededor de las 2:00 de la tarde y que se extendió hasta la madrugada del día siguiente, mantuvo en vilo a la sociedad dominicana, que le dio seguimiento a través de los diferentes medios de comunicación y que en algunos casos se amontonaron a las afueras de la institución bancaria hasta el último momento.

El hecho ha sido considerado “uno de los casos peor manejados por la policía de la época”, debido su falta de equipamiento y experiencia en rescate de rehenes. Lo que ocasionó la muerte innecesaria de Celeste Paulino de un disparo en la cabeza durante el tiroteo entre Payano y los agentes, y dejó varias personas heridas.

Según Lora, gracias a los videos, se pudo determinar que el tiro que mató a la joven lo realizó Payano Rodríguez, a pesar de las creencias de que habían sido los agentes de la Policía Nacional.

El desenlace también fue trágico para el médico cirujano y asaltante, quien murió abatido de múltiples disparos realizados por agentes en el lugar. Cumpliendo así con el lema de “fuga o muerte” que según Lora repetía con frecuencia Payano Rodríguez, el cual también sirvió para titular la novela escrita por el comunicador, donde relata los hechos sucedidos durante el asalto.

25 años de la muerte de la joven empleada CELESTE PAULINO y la heridas de bala a la gerente del banco por el asaltante, una estupidez policial al no coordinar ni estar lo suficiente preparados para actuar en rescates de rehenes.

MAS AQUI

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba