Municipales

“Hoy por tí y mañana por mí”

Johanna Benoit

República Dominicana un país donde habita gente solidaria y de buen corazón, que ha sabido escuchar el clamor de quienes en su momento ha necesitado el respaldo en diferentes circunstancias que le ha ocurrido en la vida.

Comparto la historia del niño Andy Herrera  Reyes con apenas 16 años de edad, hace aproximadamente dos años fue sometido a un trasplante de corazón en el Hospital Uf Health University Of  Florida.

En ese entonces la familia Herrera Reyes para los gastos de salud del pequeño Andy que a la fecha disfruta de su corazón,  contó con el respaldo de instituciones, personalidades de los sectores económicos, sociales y políticos tanto del país como de otros países.

Hoy los padres hacen el llamado a la unidad y solidaridad de un pueblo que los vio nacer, Karen y Sandy necesitan de la mano amiga que pueda ayudarles a conseguir una visa humanitaria para ellos y su niño.

Nos cuentan que Andy nuevamente será sometido a otro proceso quirúrgico y para tales fines deben tener un estatus migratorio normal. Solicitan a las autoridades gubernamentales, sectores públicos y privados la ayuda para canalizar el tipo de visa humanitaria.

Karen y Sandy están muy preocupados porque entienden que su estatus migratorio de ahora les impida calificar para el visado humanitario, por lo que solicitan ayuda a las autoridades dominicanas para tramitar una visa humanitaria o un refugio.

Hasta el momento solo cuentan con visa de turista y se ven precisados a pedir una extensión cada seis meses, ambos temen que en algún instante se las nieguen.

Estamos tocando puertas, apelamos a la solidaridad del pueblo dominicano que como siempre apoya a nuestra familia, y estamos muy agradecidos del soporte que nos han brindado, es el testimonio de Karen Reyes y Sandy Herrera.

Hace falta recursos financieros para  que esta familia pueda gestionar un especialista que pueda llevar las riendas de este proceso, por lo que solicitan a la solidaridad de la Embajada dominicana en Estados Unidos, la Cancillería y el estado dominicano  a normalizar su estatus migratorio.

Necesitamos sentir esos corazones solidarios, las almas nobles respaldando  a la familia Herrera Reyes, para que sea Andy sea operado de un trasplante de riñón en el mismo hospital de la florida.

La Angustias se apodera de estos padres que hasta la fecha no han recibido respuesta de esta solicitud, seamos generosos, prestemos atención a esta situación familiar, aportemos de corazón, corramos nuestras voces, oremos para que Andy y sus padres puedan obtener el tipo de visa humanitaria.

Escuchamos el dicho que reza así ¨La unión hace la fuerza. Cuando las buenas intenciones se juntan, los resultados son notables para bien.

“Dios ama y recompensa al dador alegre”

Hasta otra entrega

¡Que Dios les bendiga!     

benoit181182@gmail.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba