Editorial

Iglesia respalda escojan JCE alejada de políticos

El Arzobispado de aquí se manifestó a favor de que los próximos integrantes de la Junta Central Electoral no sean militantes o simpatizantes de partidos políticos.

Considera el Senado para actuar en tal sentido “es una magnífica oportunidad para demostrar que los métodos de repartirse los puestos entre militantes y simpatizantes de los diferentes partidos, es una etapa superada”.

La posición del Arzobispado sobre el particular está contenida en el editorial del próximo domingo del semanario Camino, su órgano escrito, con el título de “No teman”.

Resalta que la falta de institucionalidad ha sido uno de los graves problemas que afectan al sistema democrático dominicano y que por años el país ha sufrido ese mal.

Camino precisa que esa realidad “impide que entremos al grupo de naciones, en donde los procesos electorales transcurren de manera normal, y los encargados de organizarlos no son cuestionados, debido a que la ciudadanía confía en su independencia”.

Agrega que los ciudadanos saben en esas naciones que los elegidos que no están contagiados por los intereses y compromisos partidarios de quienes los propusieron para desempeñar esa delicada función.

El semanario Camino admite que en el país falta un largo trecho por recorrer, para alcanzar esa meta tan necesaria, si realmente se quiere vivir en un país mejor y con estabilidad social.

El periódico se pregunta por qué los partidos temen a la escogencia de profesionales capacitados íntegros, honestos y probos, que asegura existen en el país, que solo responden al interés de la Patria, y que actuarán sin favoritismos ni complicidades, rigiéndose por lo que establece la ley.

Camino pide a los miembros del Senado no contaminen este proceso. “No se presten al juego de poner a concursar a profesionales dignos, cuando al final no serán tomados en cuenta, porque ya la repartición estaba hecha. Jamás esperamos de ustedes una conducta así”.

”Llegó el momento de brindarle a la comunidad nacional, el tener una Junta Central Electoral verdaderamente independiente, que solo tenga compromiso con la verdad”, concluye el editorial.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba