Editorial

Ilegal e inaceptable

Lo menos que puede catalogarse el propósito de recortar el calendario de docencia a partir de hoy en escuelas públicas, que se atribuye a seccionales de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), es de aberrante, abusivo, injusto, ilegal e inaceptable.

Esa absurda iniciativa ha merecido el rechazo del Consejo Nacional de Educación (CNE), autoridades educativas y de asociaciones de padres y tutores porque viola el programa docente cuyo receso por festividades navideñas está fijado para el 20 de diciembre.

Aunque la ADP ha pedido a sus filiales cumplir con el calendario de docencia establecido por el CNE y ordena suspender cualquier actividad que interrumpa las clases, las seccionales de Santiago, San Francisco de Macorís, y Valverde, mantienen la convocatoria.

Sin embargo, a ninguna de sus filiales les asiste prerrogativa para recortar el año escolar o para disponer cierre de docencia a conveniencia o de manera unilateral.

Aunque la secretaria general de la ADP, Xiomara Guante, negó que la directiva del gremio haya autorizado suspender docencia, admite que varias seccionales plantearon por escrito que se retiraban temprano por las festividades navideñas, lo que se censura con todo vigor.

Es muy difícil creer que en el programa de vigilias y movilizaciones convocados por la ADP, incluido una movilización frente al Ministerio de Educación, sólo participen “jubilados y pensionados”, porque la costumbre es abandonar las aulas por cualquier motivo.

No se trata de que el magisterio adelantara vacaciones “porque tiene muy pocas cosas que celebrar”, sino porque no puede ni debe hacerlo y porque carece de autoridad para cerrar escuelas o adelantar fin de docencia, toda vez que el acceso a una educación continua y de calidad es un derecho constitucional.

No hay motivo para convocar a movilizaciones y vigilias que pongan en peligro el calendario escolar, si tanto las autoridades educativas como la ADP expresan voluntad de diálogo o de resolver cualquier impasse por vía de negociaciones.
Ojalá la ADP pueda controlar sus seccionales, pero no sobra advertir que parar las clases es abusivo e ilegal.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba