Económicas

Incoherencias que requieren explicaciones

El gobierno ha sometido ha sometido un proyecto de ley para reformular el presupuesto 2023.

Basándonos en las declaraciones del Ministerio de Hacienda, no en el texto del proyecto de reformulación que todavía no parece de dominio público, observamos algunas incoherencias que requieren explicaciones oficiales.

Llama la atención, ante todo, que nuevamente se somete tardíamente el denominado presupuesto complementario supuestamente a regir durante el segundo semestre del año cuando ya ha transcurrido un mes de ejecución (julio) y tomará otro(s) meses su aprobación.

Sigue dándose la impresión de que ese presupuesto complementario no tienen nada de “pre” sino mucho de “post”; válido para legalizar operaciones fiscales, de ingresos y gastos, ya consumados.

Las autoridades están obligadas a dar explicaciones sobre los siguientes puntos específicos contenidos en la declaración del Ministerio de Hacienda:

  1. El gobierno justifica la reformulación en la desaceleración económica. Saludamos la admisión del gobierno ya que muchas veces autoridades se regodean excesivamente del crecimiento económico creyendo que el PBI ha crecido como venía creciendo. Parece que no se han dado cuenta de esa desaceleración, a pesar de que aparece en el portal electrónico del Banco Central basándose en el IMAE, de 1.2%, de 4 a 5 veces menor que las tasas precedentes. Esa desaceleración debería llevar al gobierno a revisar su política económica y fiscal, venciendo el regocijo por supuesto éxito que suelen mostrar el funcionariado. Esa revisión y esa desaceleración es incluso conveniente para que pueda lograrse una economía mas sostenible y mejor distribuida.
  2. La reformulación presupuestaria plantea un incremento del 20% de los gastos de capital. Pero resulta que el gasto de capital del presupuesto original apenas tiene, al 28/07/2023, una ejecución del 80%.  Nos preguntamos ¿para que aumentar lo presupuestado en gasto de capital cuando lo presupuestado originalmente no se está cumpliendo? Según las cifras publicadas por DIGEPRES al 28/07/2023 fecha en que se ha publicado la última ejecución presupuestaria, el gasto de capital promedio diario presupuestado para 2023 fue de RD$425 millones y solo se ejecutaba a esa fecha RD$240 millones¸ es decir se ha dejado de invertir RD$85 millones cada día transcurrido del presente año.
  3. El gobierno plantea en el proyecto de reformulación un aumento de ingresos. Habría que ver en detalle en que se basa esa reformulación de ingresos por que la realidad es que la eficiencia tributaria se ha ralentizado. Al 28/07/2023, los ingresos crecían 6.2% prácticamente igual al crecimiento de la economía a precios corrientes -suma del crecimiento del Producto (1.2%) mas la inflación (4+/-5%). Nos preguntamos si ese “aumento de ingresos” no serán por los RD$25 mil millones de adelantos de empresas financieras, en cuyo caso no es razonable vanagloriarse pues esos adelantos mas que ingresos efectivos constituyen hipoteca de impuestos por pagar a futuro que es una modalidad “cursi” de endeudamiento.
  4. Incluso dentro de la concepción gubernamental predominante, debe explicarse por qué si hubo superávit en los resultados de cuenta corriente de RD$            24,732.2 mil millones, conforme se señala en la ejecución presupuestaria al 18/04/23; ¿para que procurar RD$ 25,000 millones mas? ¿para no invertirlo como no se ha invertido hasta ahora?
  5. A propósito, el Ministerio de Hacienda se vanagloria en la declaración de marras de su política de “manejo de pasivos” por haber reducido las aplicaciones financieras (amortizaciones de la deuda).   Pero resulta que los pagos por intereses de la deuda pública se incrementaron 7.2% en lo que va del año. ¿Pudieran explicar ésta extraña relación de reducir pagos por amortizaciones pero aumentar pagos por intereses? ¿Es que se ha dejado de pagar y se han castigado con intereses moratorios?
  6. No entendemos la coherencia de la política fiscal y de endeudamientos. Comportándose los ingresos acordes con el ritmo de la economía y disminuyendo los gastos principalmente por efecto de la disminución de gastos de capital ¿cómo es posible que el endeudamiento diario haya crecido 12.7% en lo que va del año? como evidencia la ejecución presupuestaria al 28/07/12. ¿Es esto una buena forma de “manejo de pasivos”?

Esperamos que la publicación del texto de ley sobre la reformulación del presupuesto, explique estas incoherencias.

wj/am

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba