Destacada

Interrogantes rodean aún el caso de pareja evangélicos acribillada por PN.

SANTO DOMINGO.- Interrogantes siguen rodeando el caso del asesinato de una pareja de esposos el martes pasado cerca de Villa Altagracia, en un suceso que ha indignado al país.

Las principales de ellas son: ¿Actuaron por motus propio o cumpliendo una «orden superior» los integrantes de la patrulla acusada del hecho,?.  ¿Quién impartió la orden de disparar a ciegas al carro blanco en que viajaban los esposos evangélicos Elisa Muñoz y Joel Díaz?.  ¿Cuántas veces más, anteriormente, víctimas inocentes han caido abatidas erróneamente por la uniformada?.

La declaración del Director de la PN

El director de la Policía Nacional, Edward Sánchez, ha complicado más las cosas al revelar este lunes en un programa de televisión que los exagentes de ese organismo acusados de matar a la pareja estaban alertados para «detener» a individuos que habían despojado de una motocicleta a varias personas en Bonao.

«Se perseguía un vehículo blanco, porque habían personas que fueron a denunciar a la dotación de Bonao, que un vehículo blanco y varios elementos los habían depojado de una pasola», dijo Sánchez al programa televisivo «El Informe».

Narró que la Policía había recibido otras alertas en la zona, por lo que se pensaba que había una banda despojando de pasolas a las personas y se ordenó el retén en el que fue detenido el vehículo de las víctimas.

Los policías, sin embargo, no optaron por «detener» carros blancos sino simplemente le entraron a tiros al primero que llegó al lugar, sin percatarse previamente de quién iba dentro y sin que sus ocupantes ofrecieran resistencia.

El director policial defendió que se estableciera el retén, pero condenó el «uso desproporcionar» de la fuerza utilizada por los entonces miembros de ese organismo. A su juicio, el retén debió servir para «verificar» a los vehículos.

Los acusados

El Ministerio Público ahora acusa del hecho a los al exteniente Victorino Reyes Navarro; al exsargento Domingo Perdomo Reyes, los excabos Norquis Rodríguez Jiménez y Ángel de los Santos, y los exrasos Antony Castro Pérez y Juan Samuel Ogando Solís.  El grupo fue cancelado de la Policía por orden directa del presidente Luis Abinader, quien manifestó su «horror» ante el suceso y dispuso una «reforma integral» del cuerpo del orden.

Los policías también tiene familia

En este caso ha resaltado la declaración ofrecida por Ramón Castro del Rosario,el padre de uno de los policías sometidos por este hecho, Antony Castro Pérez, quien apenas tiene 22 años de edad.

“Estamos aquí y estoy indignado, porque los policías tienen una familia, no queríamos que esto pasara porque podría ser la familia de nosotros pero pasó, los errores se cometen y todos estamos expuestos”, dijo frente al Palacio de Justicia Villa Altagracia.

“Ellos actuaron bajo órdenes”, dijo Castro del Rosario, quien también cuestionó el manejo que el Presidente Luis Abinader y otras autoridades han dado a este caso.

sp-am

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba