Belleza

Jabón de glicerina, limón y menta para pieles grasas

Este jabón es una alternativa natural y económica a los productos convencionales que contienen sulfatos, alcoholes o conservantes, los cuales pueden resultar perjudiciales para la piel a corto y largo plazo.
Ingredientes

Una pastilla de 80 o 100 g de jabón de glicerina pura, sin ingredientes añadidos
La peladura rallada de un limón (a ser posible, ecológico)
20 gotas de aceite esencial de menta
Algunas hojas frescas de menta (opcional)

Podemos adquirir el jabón de glicerina y el aceite esencial de menta en herbolarios o farmacias.

Elaboración
Para elaborar este sencillo jabón deberemos seguir los siguientes pasos:

Trocearemos la pastilla de jabón de glicerina y la calentaremos en una cazuela al baño María, o bien en el microondas para derretirla.
Cuando la glicerina esté líquida, le añadiremos la peladura de limón ya rallada.
Dejaremos enfriar un poco el preparado y, antes de que se solidifique, añadiremos el aceite esencial de menta y, si lo deseamos, unas hojas frescas de esta misma planta.
Pondremos el líquido en el molde deseado para que se enfríe y endurezca.
Una vez esté sólido ya lo podremos usar siempre que queramos, sin riesgo de que se estropee, aunque no tenga conservantes.

Si no tenemos un molde podemos usar algún recipiente de plástico o cristal, como un vaso, cenicero, jabonera o la base de una botella de plástico.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba