Internacionales

Javier Milei asume la presidencia: propondrá un “cambio de época” para revalidar el apoyo popular a sus medidas de shock

Javier Milei jurará hoy como presidente y, así, pasará a la historia como el outsider ultraliberal que llegó a la Casa Rosada tras una carrera meteórica en la política argentina. Cuando le hable al país, el líder libertario dirá que viene hacer, no solo un viraje total respecto al gobierno que se va, sino también “un nuevo contrato social” y un giro hacia la derecha inédito en los últimos cien años.

En la mesa chica de Milei deslizan que el mandatario electo dirá que viene a inaugurar “un cambio de época” porque ese fue el “mandato popular” que emitió la ciudadanía al votarlo. “La sociedad lo eligió para hacer un nuevo contrato social. Llegó la hora de abandonar el modelo colectivista y volver al orden liberal”, dijo un estrecho colaborador del líder de La Libertad Avanza (LLA).

Milei trae con sí otra novedad y es que en todo momento, tanto en la campaña como en las semanas de transición, dijo que el cambio de shock que él propone traerá aparejado un sufrimiento económico. Por eso se espera que el líder libertario haga, el día uno, un crudo relato de la herencia recibida y del punto de partida de su mandato: debe persuadir a la sociedad de que lo siga acompañando en el dolor porque -supuestamente- solo así se encontrará una verdadera solución a la crisis.

Toda la puesta en escena que armaron los libertarios para hoy está cargada de un fuerte simbolismo. La ceremonia de asunción tendrá una innovación significativa, porque Milei no le dedicará un discurso a la Asamblea Legislativa. En los 40 años desde el retorno de la democracia nunca había pasado que el presidente electo no se dirija a los diputados y senadores tras recibir los atributos de mando del jefe de Estado saliente.

El líder libertario, en cambio, le dará un mensaje a la gente que emitirá desde las escalinatas del Congreso. En sus redes sociales, Milei convocó a sus seguidores a que se acerquen a escucharlo con banderas argentinas. Él le quiere dar la espalda a la casta -que es la política tradicional encarnada en los legisladores nacionales- y ratificar que su contrato es directo con el pueblo, sin intermediarios. Ello pese a que necesita tejer acuerdos en el parlamento para tener gobernabilidad.

MAS AQUI

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba