Sociales

Jerry Vargas: un nazareno del merengue que vivió sus años dorados

Ynmaculada Cruz Hierro@listindiario
Santo Domingo-Jerry Vargas (El Nazareno) dejó inscrita en sus 65 años de vida una etapa de gloria como uno de los merengueros más pegados en la década de los 80, época en la que se dio a conocer con el mote de “El Nazareno”, registrando una historia personal y artística que muy bien podría servir para el guión de una película.

A la hora de su muerte, este sábado, Jerry Vargas no pudo contar con la suerte de tener una fortuna económica y previo a sufrir las peores consecuencias de su “mala vida” se mantuvo hasta hace un tiempo tocando en diferentes bares de la ciudad, acompañado de su piano.

Vargas, quien a principio de los 80 saboreó las mieles del éxito cuando pegó temas como “Ojos mexicanos”, “Hijo de la ruta” y “Bésame mucho”, terminó sus días en una situación precaria que se acentuó hace unos años al deteriorarse su salud.

Entre sus temas conocidos también se cuentan “Teorema de amor”, “Siempre te amaré”, “El borrachón”, “Ámame”, “Quiero mi pueblo”, “El cilantro”, “El huevero” y “El desengaño”. Este último, de su autoría, obtuvo una nominación en los premios Casandra.

¿Qué recuerdas de la época de los 80 cuando te llamaban El Nazareno?, le preguntaron reporteros de Listín Diario en febrero de 2011, a raíz de un accidente de motor que sufrió entonces. Él respondió con incoherencias, pero interpretó, como pudo, dos estrofas del merengue “Tus ojos mexicanos”. Luego dijo: “Linda canción esa. A mí me gusta la música bien hecha”.

Su música, además de República Dominicana, trascendió a otras plazas como en Estados Unidos y Puerto Rico.

Antes de conformar su orquesta, en marzo de 1983, Jerry Vargas se ganaba la vida tocando en el circuito de piano bar, donde interpretaba canciones de moda a ritmo de guitarra.

Jerry Vargas vivió su vida ligado a la música. Era un niño de apenas nueve años cuando se interesó por esta área. Empezó a tocar guitarra y a cantar todos los temas que escuchaba en la radio.

Siendo un adolescente, en Las Guáranas, municipio de la provincia Duarte, donde nació el 11 de agosto de 1954, formó un grupo con los amigos de su localidad.

“Jerry Vargas tocaba el tres, y sus amigos con cascos de botella hacían música como si fuera una trompeta; otro de ellos tocaba muy bien la marimba. Así empezó a tocar música”, recuerda su hermana Sonia.

Ya con más conocimiento, Jerry se paseaba por las calles de su barrio en una bicicleta con su guitarra en la espalda tocando serenatas a las jóvenes del lugar.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba