Internacionales

Juicio oral contra el hijo de Biden en EEUU profundizó en sus adicciones

Wilmington, Estados Unidos.- El jurado del proceso contra Hunter Biden por la supuesta posesión ilegal de un arma escuchó este martes crudos relatos sobre el historial de adicción a las drogas del hijo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el primer día de los argumentos iniciales de su juicio.

Hunter Biden, de 54 años, está acusado de mentir sobre su consumo de sustancias para comprar un arma de fuego en 2018. Es el primer proceso penal contra un hijo de un presidente estadounidense y ocurre en medio de la campaña en la que Biden padre busca la reelección.

Además de declarar falsamente que no estaba consumiendo drogas al llenar documentos para comprar el arma, también se le imputa el delito de tenencia ilegal durante 11 días tras la compra.

Como sucedió en la apertura del juicio del lunes, la primera dama Jill Biden estuvo presente para apoyar a su hijastro en el tribunal federal de Wilmington, en el pequeño estado de Delaware, considerado un bastión de los Biden en la Costa Este.

“Nadie está por encima de la ley, no importa quién seas ni cuál sea tu nombre”, dijo el fiscal Derek Hines en su declaración de apertura en el tribunal federal de Wilmington, Delaware.

“Robert H. Biden eligió comprar ilegalmente un arma de fuego” cuando “era un usuario de crack y un drogadicto”, agregó Hines, mientras era exhibida una imagen del revolver Colt Cobra calibre .38 en cuestión.

El fiscal reprodujo fragmentos de las memorias de Hunter Biden “Beautiful Things”, grabados por él mismo, en los que recuerda momentos de su adicción en los que buscaba desesperadamente crack.

“Cocinaba (el crack) y fumaba. Cocinaba y fumaba”, afirma el fragmento reproducido en la corte, extraído del audiolibro.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba