Deportes

Keith Hernández sobre retiro de su número por los Mets «me tomó por sorpresa»

Redacción.- Si bien la magnitud de que los New York Mets retiren su número lo está «asimilando», Keith Hernández solo puede preguntarse si el Salón de la Fama aún podría estar en su futuro tras salir de la boleta electoral en 2004 después de nueve años.

Hernández, un capitán y comentarista amado en Queens durante casi cuatro décadas, dijo el miércoles que el dueño de los Mets, Steve Cohen, lo tomó «completamente por sorpresa» el martes cuando le informaron que la franquicia retiraría su No. 17 el 9 de julio.

«Me tiró la bomba», dijo Hernández, de 68 años, sobre convertirse en el cuarto jugador de los Mets en tener su número retirado. «Me tomó completamente por sorpresa».

«No tenía ni idea. Es simplemente empaparme y asimilar ahora, hoy, la importancia de esto. Es realmente, pensar en ello, me siento muy honrado. Este es el mayor honor que una organización puede otorgar a un jugador».

El cinco veces All-Star estuvo en la boleta del Salón de la Fama de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos de 1996 a 2004, pero nunca obtuvo más del 10,8% de los votos, muy por debajo del umbral del 75% para la consagración.

Sin embargo, la ola de análisis del béisbol ha arrojado nueva luz sobre su talento. En particular, su porcentaje de embase de .386 fue subestimado durante su carrera, pero a través de un lente moderno, se compara bien con otros en el Salón.

Es posible que Hernández pueda encontrar su camino a Cooperstown aún a través de una votación del comité de era, y este reconocimiento de los Mets podría ayudar.

«El número retirado es algo enormemente significativo y un gran honor», dijo Hernández. «Ya sea que me consideren para eso en el futuro, tendremos que esperar y ver».

El número 17 de Hernández estará junto al 41 de Tom Seaver, el 31 de Mike Piazza y el 36 de Jerry Koosman en el Citi Field. Los entrenadores Gil Hodges (14) y Casey Stengel (37) también tienen retirados sus números.

«Sabes, crecí como un niño como todos los demás, yendo a juegos de béisbol y yendo a algunos de esos parques con los nombres en la pared», dijo Hernández. «Es increíble.

«No creo que desconcierto sea el término correcto, pero siento que estoy perdido en el espacio por lo que me pasó, un honor como este. Es algo que nunca soñé. Sueñas con estar en un equipo campeón del mundo», sueñas con ser un campeón de bateo o un MVP. La idea de tener un número retirado, puedo decirte que nunca pasó por mi mente cuando era niño».

Hernández fue incluido en el Salón de la Fama de los Mets en 1997 y también se unió al Salón de los St. Louis Cardinals el año pasado. Ocupa el segundo lugar en la historia de los Mets con un promedio de bateo de .297, y ganó seis de sus 11 Guantes de Oro en New York, un récord del equipo.

Un favorito de los fanáticos que aprovechó su éxito en apariciones en «Seinfeld» y en otros lugares, Hernández se unió a la cabina de transmisión de los Mets en 1999 y ganó tres premios Emmy como Mejor Analista Deportivo.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba